Compartir
Publicidad
Reserva ovárica: qué es y cómo afecta a tu fertilidad
Fertilidad

Reserva ovárica: qué es y cómo afecta a tu fertilidad

Publicidad
Publicidad

Las mujeres nacemos con una reserva ovárica limitada. Es decir, que después del nacimiento ya no se producirán nuevos óvulos, sino por el contrario, a medida que cumplimos años, la cantidad de óvulos va disminuyendo.

Evidentemente, esto afecta a nuestra fertilidad, por lo que a la hora de planificar cuándo es el mejor momento para ser madre, es clave para la mujer conocer su reserva ovárica y tomar decisiones con tiempo acerca de tu maternidad.

¿Qué es la reserva ovárica?

La reserva ovárica indica la cantidad de óvulos de los que dispone una mujer en un momento determinado de su vida, así como la calidad de los mismos. Es uno de los indicadores para valorar la fertilidad femenina. Una baja reserva ovárica (DOR por sus siglas en inglés) es una de las causas de infertilidad femenina.

Este indicador permite a la mujer conocer su nivel de fertilidad y las probabilidades de gestación según la reserva ovárica disponible. Podrás saber cuánto puedes esperar para tener hijos, así como tener margen para buscar soluciones ante el riesgo de infertilidad.

¿Cuántos ovocitos tenemos?

reserva-ovarica-fertilidad

Algo que no todos saben es que el feto empieza a fabricar óvulos desde las nueve semanas de gestación y alrededor del quinto mes de gestación ya cuentan con un impresionante número: alrededor de siete millones de ovocitos (los llamamos ovocitos porque es el nombre que reciben los óvulos inmaduros).

Cuando nacemos, sin embargo, ese número desciende considerablemente en un proceso llamado "apoptosis" por el cual se produce una muerte celular programada y provocada por las mismas células.

Entonces, las mujeres nacemos con una dotación ovárica de alrededor de un millón de ovocitos, un número que va disminuyendo a medida que vamos cumpliendo años.

En la pubertad, esta cantidad se reduce hasta aproximadamente los 400.000 o 500.000 óvulos. En cada uno de los ciclos menstruales que se inician mes a mes a partir de este momento, sólo alrededor de 400-500 ovocitos llegarán a la ovulación.

Aproximadamente el 10% de las mujeres sufren un descenso de la función ovárica antes de lo normal.

Reserva ovárica según la edad

Cada mujer tiene sus propias circunstancias personales que intervienen a la hora de decidir cuándo es el mejor momento de ser madre, como su carrera profesional, la estabilidad emocional y económica...

Desde un punto de vista biológico la OMS, señala que la edad más segura para concebir se sitúa entre los 20 y 24 años.

La fertilidad comienza a descender a los 27 años, pero es a partir de los 35 años cuándo la reserva ovárica empeora considerablemente.

Investigadores de la Universidad de St. Andrews, confirman que a partir de los 35 años, la reserva ovárica de una mujer está casi al 10% del total. Y a los 40 años, la mujer apenas tiene óvulos de calidad sin que haya fallos reproductivos y/o cromosómicos, siendo su reserva ovárica de un 3%.

A partir de esa edad, la reserva ovárica continúa disminuyendo hasta que se agota por completo, aproximadamente entre los 45 y los 55 años.

Causas de baja reserva ovárica

Además de la edad de la mujer, hay factores que pueden acelerar la disminución de la reserva ovárica, como por ejemplo:

  • Ser fumadora o tomar drogas
  • Anomalías cromosómicas
  • Haberse sometido a un tratamiento de quimioterapia
  • Quistes ováricos causados por endomentriosis
  • Problemas genéticos
  • Problemas inmunológicos
  • Tumores benignos o malignos

Cómo se mide la reserva ovárica

La edad de la mujer es un marcador que determinar cuál es la reserva ovárica disponible. Es lógico que a mayor edad, menos reserva ovárica. Sin embargo, es un marcador poco preciso.

Además, pueden realizarse distintas pruebas para medir la reserva ovárica. Debes acudir a un especialista en fertilidad, quien te hará una ecografía para contar los folículos antrales (pequeños sacos de líquido que contienen un óvulo inmaduro) y un análisis de sangre para medir las siguientes hormonas:

Hormona foliculoestimulante (FSH)

La concentración de FSH se deben medir entre el tercer y quinto día del ciclo menstrual. Un nivel de FSH por encima de 10 mUI/ml indica una baja reserva ovárica.

Inhibina B

Es una hormona producida en la primera mitad del ciclo por las células de la capa externa de los folículos pequeños. A menor valor de inhibina B menor reserva ovárica. Un valor de inhibina B menor de 35-40 pg/ml revela alteraciones en la reserva ovárica.

Estradiol

También debe medirse entre el tercer y quinto día del ciclo menstrual. Los valores normales de estradiol al inicio del ciclo son menores a los 40 pg/ml y valores elevados están relacionados con una reserva ovárica disminuida. Sin embargo, no es uno de los mejores marcadores.

Hormona antimülleriana

La hormona antimülleriana (AMH), también denominada "hormona inhibidora mülleriana", es una sustancia que segregan los folículos ováricos. Es una glicoproteína que se expresa en la mujer desde la pubertad hasta que alcanza la menopausia. El análisis de esta hormona sirve para ver cuántos óvulos válidos todavía tiene la mujer en los ovarios.

Los niveles de AMH entre 0,7 y 3,5 ng/ml se consideran normales. Niveles por debajo de 0,7 ng/ml se asocian con una reserva ovárica disminuida.

Para finalizar, un dato: si quieres conocer tu reserva ovárica, el IVI ofrece a las mujeres de entre 25 y 38 años que quieran planificar su embarazo una prueba gratuita para calcular su reserva ovárica (aquí más información)

En Trendencias | Qué es la reserva ovárica y qué hacer si quieres ser madre y tienes más de 30

En Bebés y más | Vitrificación de óvulos, la técnica de preservación de la fertilidad que permitirá a Eva Longoria ser madre a los 42 años

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos