Publicidad

No podían tener hijos y acabaron siendo padres de dos bebés nacidas con cinco semanas de diferencia

No podían tener hijos y acabaron siendo padres de dos bebés nacidas con cinco semanas de diferencia
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Sólo una pareja que no puede cumplir el sueño de tener un hijo sabe lo difícil que es lidiar con la infertilidad. Puede ser muy desgastante. Pero a veces, cuando menos te lo esperas, el sueño se cumple, y en el caso de Nancy y Justin Rohde, una pareja de Chicago, se cumplió por partida doble.

Durante años se sometieron a tratamientos de fertilidad, pero viendo que prácticamente no quedaban esperanzas, decidieron recurrir a la maternidad subrogada. Los dos planes salieron bien y acabaron siendo padres de dos bebés nacidas con cinco semanas de diferencia en ciudades diferentes.

padres-dos-bebes

Tras lidiar durante tres años con tratamientos de fertilidad infructuosos, pensaron que la subrogación podía ser una alternativa válida y contactaron con una madre de alquiler. La madre sustituta quedó embarazada, pero posteriormente sufrió un aborto y cuando dijo que no volvería a intentarlo, Nancy y Justin se vieron en un callejón sin salida.

Casi sin esperanzas, decidieron darle una última oportunidad a la fecundación in vitro. A pesar de haber quedado embarazada, los médicos le dijeron a Nancy que su revestimiento uterino era muy delgado y que lo más probable es que perdieran al bebé. Al mismo tiempo, encontraron otra madre sustituta, y viendo que las posibilidades de que el embarazo siguiera adelante eran mínimas, decidieron continuar con el plan de subrogación.

padres-dos-bebes

Contra todo pronóstico, el embarazo de Nancy siguió adelante y unas semanas más tarde quedó embarazada Ashley, la madre sustituta, que también es madre de tres hijos. Esto hizo que ambas se unieran de forma extraordinaria, compartiendo las experiencias y emociones del embarazo.

Lillian Quinn, su primera hija nació el 2 de mayo en Chicago, mientras que Audrey Eleanor, nació de la madre subrogada el 7 de junio en Salt Lake City, Utah.

Es una historia profundamente emotiva, por supuesto para los padres, pero también para las bebés, a quien las une una conexión muy especial. Prácticamente son gemelas, a pesar de haber nacido de diferentes madres y en ciudades diferentes.

Vía | Cosmopolitan
Fotos | Sweelty Cherished Photography
En Bebés y más | Los siete casos más extraordinarios de maternidad subrogada

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir