Compartir
Publicidad

Ligadura de trompas: mi experiencia y todo lo que debes saber sobre el proceso

Ligadura de trompas: mi experiencia y todo lo que debes saber sobre el proceso
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo cierto es que jamás me había planteado hacerme una ligadura de trompas por la duda de si era o no reversible. Además como soy bastante despistada para temas de medicación nunca he tomado píldora anticonceptiva porque estaba convencida de que de cada 10 veces se me olvidaría nueve. Así soy yo.

Cuando tuve mi primer hijo decidí buscar un método anticonceptivo de cierta duración y me decanté por el DIU, a pesar de los numerosos testimonios de "pues tengo una conocida que se quedó embarazada con él". Mi experiencia la verdad que no fue muy positiva, pero lo dejaré para otro post. Cuando me enteré que iba a tener mellizos supe que ya no tendría más peques y fue cuando mi ginecóloga me preguntó si en caso de cesárea querría someterme a una ligadura de trompas. Gran pregunta, ¡jamás lo había pensado! Tenía bastantes dudas, por una parte no me planteaba más hijos, pero, ¿y si un día volvía a animarme? ¿Era reversible?

Antes de someterme a la operación decidí recopilar toda la información posible y no de cualquier fuente sino de mi ginecóloga de confianza a quien entrevisté a conciencia para poder tomar una decisión con certeza. Me interesaba saber sobre todo cuánto duraba el proceso, posibles efectos secundarios, si era reversible... A continuación podréis ver todas mis dudas despejadas.

¿Cómo se realiza el proceso?

Se puede realizar de dos formas:

  • Ligadura de trompas por laparotomía: es la más común durante una cesárea dado que se abre el abdomen donde se aprovecha para cortar un trozo de cada trompa y ligarlas. La recuperación básicamente dependerá de la apertura en el abdomen, en este caso de la cesárea.

  • Ligadura de trompas por laparoscopia: mediante una pequeña incisión de 10 mm. en el ombligo se introduce una pequeña cámara de televisión. Así en el monitor se puede ver la cavidad abdominal por dentro y observar las trompas y los ovarios. Se infla el abdomen con gas (CO2) y al distender se puede apreciar todo sin problema. En este caso las trompas se quitan no se ligan.

  • Método Essure: hasta ahora era otro de los procedimientos habituales pero desde el 3 de agosto de 2017, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios ha suspendido la utilización de este método en los hospitales españoles. Las pacientes han denunciado efectos como enfermedad inflamatoria pélvica, intenso dolor en la región pélvica y abdominal o perforación de trompas. Otros síntomas que han presentado han sido calambres, sangrados y náuseas, cambios en el ciclo menstrual o una posible reacción alérgica a causa de los materiales de los implantes, como el níquel. Incluso, en algunos casos, la anticoncepción ha fallado. Pero, ¿cómo se realizaba? No requería incisión quirúrgica ni anestesia sino que se trataba de un microinserto metálico de titanio que se introducía en el interior de la trompa produciendo una inflamación que al final se convertía en una cicatriz. Esta cicatriz era la que actuaba como barrera y obstruía la trompa impidiendo el embarazo. Para que este método funcionara debían pasar al menos 3 meses desde su colocación.

¿Cuánto dura el procedimiento?

Si se realiza durante una cesárea se tarda unos 10 min. mas o menos, dependiendo de lo accesibles que estén las trompas. Si se realiza en una paciente no gestante, se realiza la intervención por vía laparoscópica, es decir sin tener que abrir la tripa a través de unos trocares por el ombligo, insuflando gas para distender el abdomen y tener campo de visión. Este procedimiento es rápido, se hace con sedación y se tarda unos 20-30 minutos; la paciente se puede ir a casa ese mismo día. Lo que se hace es quitar las trompas, no ligarlas, como cuando se hace intracesarea.

En mi caso fue durante una cesárea y la verdad es que la ligadura y el cierre de mi cicatriz fue bastante rápido y muy pronto estuve en una habitación a solas con mis bebés y mi marido recuperándome sin problema.

¿Hay efectos secundarios?

Tanto si se hace una ligadura de trompas como si se quitan (salpinguectomía) no hay ningún efecto secundario, ya que las trompas solo tienen el cometido de transportar el ovocito al útero. El único efecto que tiene es anticonceptivo.

Personalmente no he notado nada distinto en mi menstruación ni en nada similar.

Tal y como indica la OMS "en general, la esterilización femenina practicada mediante las técnicas descritas (...) esta exenta de riesgos, por lo que son raros los casos en los que surgen complicaciones." Pero citan algunos puntuales como:

  • Efectos secundarios son aquellos síntomas atribuibles a la intervención quirúrgica pero que no requieren medidas excepcionales. Figuran entre ellos los dolores abdominales, dorsales o torácicos, las náuseas y los vómitos.
  • Complicaciones son los problemas relacionados directamente con la intervención quirúrgica o la anestesia que sobrevienen durante los 42 días siguientes y requieren medidas y tratamientos de más alcance de lo que cabría esperar. Figuran entre ellos la infección, la hemorragia, las lesiones fortuitas y la depresión de la respiración o la tensión arterial causada por la anestesia.
citología

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes?

En caso de que nuestro ojetivo sea no tener más hijos, la ventaja es esa, anticonceptiva. No tiene ninguna desventaja ni efectos secundarios. No afecta al ciclo ni a las reglas de la mujer.

¿Es reversible?

No. La reversión de la operación tiene muy pocas posibilidades y la solución que conseguiría llegar con éxito a un embarazo sería recurrir a un FIV. Por eso es importante tener muy clara esta decisión.

Esta parte era lo que me daba miedo. Era renunciar a volver a ser madre. Ya tengo tres hijos pero no sabía si querría repetir la experiencia y eso me asustaba...

En este punto la OMS señala que "la esterilización femenina no se debe proponer ni utilizar como un método reversible de regulación de la fecundidad. Aunque es posible recurrir a operaciones de cirugía reconstructiva para restablecer la fecundidad y varios países han creado servicios al efecto, la proporción de clientas que solicitan esos servicios y logran luego quedar embarazadas es muy baja." Así que... piénsalo.

¿Conoces algún caso en el que el proceso haya fallado?

Según mi ginecóloga, durante toda su trayectoria profesional solo ha visto un caso de una mujer que con una ligadura de trompas se quedó embarazada.

Cuando firmé el consentimiento ya lo decía, no es 100% efectivo igual que ocurre con el resto de métodos anticonceptivos.

Además, me contaba que la ligadura de trompas suele ofrecerse cuando la paciente se va a someter a una segunda o tercera cesárea y tiene absolutamente claro que ha cumplido sus deseos genéticos.

La anestesia, principal hándicap

Generalmente, el motivo de que las pacientes cambien de opinión y finalmente no decidan someterse a este prodecimiento tiene que ver con el miedo a la sedación, que es con anestesia local. En concreto, la salpinguectomía es una técnica segura y la vía laparoscópica solo deja una cicatriz muy pequeña, por lo que el miedo a la anestesia no es razón para decidir sobre si hacerla o no. A pesar de todo, sigue habiendo mucho miedo a la anestesia en nuestro entorno.

Y tú, ¿has pensado hacerte la ligadura de trompas?

En Bebés y más | Anticonceptivos durante la lactancia, La increíble fotografia de un recién nacido sosteniendo en su mano el DIU que falló

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos