Publicidad

Diez señales que nos indican que estamos obsesionados con quedarnos embarazados

Diez señales que nos indican que estamos obsesionados con quedarnos embarazados
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Parece sencillo eso de la fecundación. Un solitario espermatozoide llega a un enorme óvulo tras un peligroso viaje, la teoría está clara y todos la sabemos, más o menos. Sabemos dónde está el óvulo y cómo tienen que llegar hasta el los espermatozoides, es sencillo y sobre todo, muy placentero.

Pero, en esto del ciclo de la vida siempre puede haber peros, la cosa se puede complicar y esa esperada fecundación puede tardar un poco más de lo esperado en llegar. Hasta aquí nada del otro mundo, son cosas que pasan y no todos encontramos el momento mágico cuando lo deseamos, no importa, ya llegará ese momento en el que veamos la doble señal que nos indica que en unos nueve meses vamos a ser uno más. Por supuesto no todos llevamos estos momentos de espera de la misma forma y podemos empezar a ponernos nerviosos y obsesionarnos con que llegue ese momento, aquí tenemos diez señales que nos indican que estamos obsesionados con quedarnos embarazados

Tu gráfica de temperatura basal tiene más puntos de medida que la curva de rendimiento de un motor de Fórmula uno

Llevas tal control de la temperatura basal que probablemente podrías decir las coordenadas exactas en las que se encuentra tu óvulo en cada momento.

No hay nada, absolutamente nada más importante que mantener relaciones el día que ovulas

cualquier sitio vale

Estás ovulando y da lo mismo que tu pareja esté a más de 2000 kilómetros, hay que hacerlo si o si. Si tenéis visita se la despide, la tele ni se enciende, comer es opcional y sólo si no interfiere en el proceso, si algo duele hay analgésicos para ello, si no podemos con nuestra alma buscamos fuerzas de donde sea, etc. Si estás viviendo una de estas situaciones será mejor que te relajes porque te estás obsesionando.

A la porra la temperatura basal, los días fértiles y demás familia. ¡Hoy también lo hacemos!

Habéis llegado a un punto en que no os fiáis de nada ni de nadie, así que da lo mismo que la temperatura basal esté cercana al punto de congelación o que la máquina esa que te avisa de los días rojos y verdes esté celebrando el día de San Patricio, vosotros lo vais a hacer "por si las moscas".

Al terminar te pones a practicar posturas extrañas para que "eso" baje

En vez de de abrazaros, dormir o ducharos tu pones la cadera por encima de tu cabeza, incluso a hacer el pino. Es algo normal que muchas parejas hacen y que se supone ayuda a llevar el semen más hacia el interior, el problema es cuando tu pareja te tiene que descolgar los pies de la lámpara o empiezas a sopesar dormir como los murciélagos.

Estás dispuesta a hacer lo que sea para mantener la líbido de tu pareja

subiendo el termostato

Empiezas a notar la monotonía y situaciones que hace unos meses ni se te hubieran pasado por la cabeza hacer, empiezan a tomar una forma demasiado definida en tu cabeza. Nunca está de más probar cosas nuevas o dejar volar la imaginación, pero si ves expresiones extrañas en tu pareja, quizás sea el momento de relajarse y dejarlo durante un tiempo.

Te has hecho la prueba de embarazo dos horas después de haber terminado de mantener relaciones sexuales

¿No deberías dejar que la naturaleza siguiera su curso?

Te haces un mínimo de un test de embarazo al día

Te has vuelto una adicta a los test de embarazo. Tu papelera del baño rebosa de cajas de ellos y ya no necesitas ni pedirlo en la farmacia, según entras la farmaceutica te saca media docena de cajas y te hace precio de mayorista.

Estás segura de que tenéis un problema de fertilidad después de dos meses intentándolo

Algo pasa, esto no es normal, seguro que uno de los dos es estéril. Tus amigas se quedaron enseguida y tu madre cuenta que se quedo embarazada en la noche de bodas... Por toda la casa hay folletos de clínicas de fertilidad que por supuesto, sólo son por emergencia. Si, te estás obsesionando.

El tema comienza a ser motivo de discusión entre vosotros

problemas en pareja

Las acusaciones vuelan de uno a otro y ambos os sentís encerrados en una espiral que no lleva a ninguna parte. Sentís que se os ha ido de las manos y lo empezáis a ver como una obligación, como un trabajo. Acusáis a vuestra pareja de no hacer nada, de no querer realmente ser padre o madre. Y os aseguro que esto va a ir a peor si no le ponéis freno, recapituláis y os quedáis de nuevo con lo básico, con vosotros mismos. Volved a relajaros y dejar que todo vuelva a fluir de nuevo.

En vuestro entorno más cercano el tema es tabú

En casa, cada vez que sale la palabra embarazo en la tele alguien cambia de canal, vuestra hermana os pregunta quince veces si realmente queréis quedaros con los niños en el parque y si por casualidad a alguien se le escapa preguntar ¿cómo va la cosa? Un par de codazos y varias patadas en la espinilla le hacen desistir de continuar y le sirven como recuerdo imborrable para la próxima vez.

Foto | Thinkstock
En Bebés y Más | Cuáles son los días fértiles para quedar embarazada, Las siete preguntas más frecuentes sobre el test de embarazo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir