Compartir
Publicidad
Publicidad

Recomendaciones sobre la infección por estreptococos en embarazadas

Recomendaciones sobre la infección por estreptococos en embarazadas
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las pautas preventivas actuales respecto a la infección por estreptococo del grupo B (EGB) en embarazadas, que como sabemos podría traer complicaciones graves en el recién nacido, se basan en la detección de las gestantes colonizadas por EGB mediante una prueba prenatal, tratamiento antibiótico intraparto de las mismas y seguimiento del recién nacido.

En países como Estados Unidos o España, son varias las asociaciones médicas que se han puesto de acuerdo en seguir unas medidas preventivas para evitar la infección del recién nacido en el parto.

La Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO), la Sociedad Española de Neonatología (SEN), la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), la Sociedad Española de Quimioterapia (SEQ) y la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC) consensuaron en 2003 las siguientes recomendaciones, basadas en otros organismos internacionales.


  • Efectuar un cultivo vaginal y anal a todas las embarazadas entre la semana 35 y 37 de gestación. Los cultivos con más de 5 semanas pueden no ser válidos, por lo que habrán de repetirse.

  • Si la embarazada ha estado infectada por EGB o un hijo anterior resultó infectado, se llevarán a cabo directamente las medidas de profilaxis.
  • Está indicada la profilaxis antibiótica intraparto para la prevención de infección neonatal por EGB en los casos de cultivo o análisis de orina durante la gestación positivos y madres con hijos anteriormente infectados.
  • Se observará a los recién nacidos por si existieran síntomas de infección por EGB, y si hay sospechas de infección se iniciará tratamiento con antibiotos activos frente al estreptococo y el tratamiento posterior dependerá de la evolución clínica y de la evaluación diagnóstica.

En Estados Unidos, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) y diversas sociedades de obstetricia y pediatría recomiendan también distintas estrategias para prevenir las infecciones por Estreptococo Grupo B.

Estas medidas pueden prevenir casi el 80% de las infecciones en la primera semana de vida. En 1995, el CDC publicó las normas para el tratamiento de la mujer en trabajo de parto y en el parto, que no difieren de lo anteriormente expuesto en el caso de los protocolos españoles.

El CDC mostró que los hospitales que tienen protocolos para prevenir las infecciones por Estreptococo Grupo B tienen una menor cantidad de casos de recién nacidos enfermos. Por otro lado, entre los inconvenientes de aplicar estos protocolos se encuentra que el hecho de utilizar antibióticos de manera preventiva aumenta el uso de los mismos y esto puede producir una resistencia antibiótica. Además, esta medicación puede provocar reacciones serias en las madres alérgicas a la penicilina.

Sin embargo, se concluye que los beneficios son mucho mayores, ya que el uso de estos antibióticos salva la vida de muchos bebés, y de ahí el establecimiento de esos protocolos médicos sobre la infección por estreptococos en embarazadas.

Vía | Protocolos de obstetricia, Obgyn

Más información | Nacer sano, Babycenter

En Bebés y más | Pruebas prenatales: infección por estreptococo, Pruebas prenatales, Infección por estreptococo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos