Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Qué sucede en el cerebro de la madre cuando está embarazada?

¿Qué sucede en el cerebro de la madre cuando está embarazada?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En posts anteriores os hablé de un estupendo informe realizado por investigadores de la Universidad de Navarra que habla acerca de los procesos biológicos que experimenta la madre durante el embarazo. Por un lado, el estudio revela que el embarazo reduce el estrés de la madre, mientras que por otro explica un proceso por el cual el embarazo rejuvenece a la madre.

En esta última entrada hablaremos también de un capítulo muy interesante, como he dicho en otra ocasión el informe no tiene desperdicio. Se trata de qué sucede en el cerebro de la madre cuando está embarazada y cómo se crea el vínculo de apego con la cría.

El cerebro humano tiene una gran plasticidad. Es un mapa de autopistas y carreteras neuronales que se moldean de acuerdo a las vivencias afectivas, actividades, estímulos, hábitos, etc. El embarazo es una experiencia emocionalmente muy fuerte que modifica la actividad neuronal del cerebro de la madre reorganizando los circuitos neuronales.

Cuando quedamos embarazadas se produce un proceso biológico neuronal que acompaña las emociones que sentimos a lo largo del embarazo.

Durante la gestación, el organismo de la mujer segrega hormonas. La progesterona (hormona sexual femenina) juega un papel fundamental, aumenta entre 10 y 100 veces en el cerebro, reduciendo la respuesta emocional y física al estrés de la madre.

La oxitocina (hormona de la confianza) cuenta con receptores en todas las áreas conectadas con el centro neurálgico para la integración cognitiva-emocional-vegetativa, por lo cual su función es decisiva para establecer el vínculo de apego entre la madre y el feto. La oxitocina es generada y almacenada en el organismo hasta el momento del parto. Cuando se produce el contacto piel con piel entre la madre y su hijo, éstas reservas son liberadas para fortalecer el vínculo de apego. Lo mismo sucede cuando el bebé succiona el pecho de la madre, por eso la lactancia materna desde el minuto 1 es tan beneficiosa.

El estudio también indica que debido a esa plasticidad, el cerebro reduce su tamaño durante los últimos meses de gestación para recuperarse después del parto. No quiere decir que se pierden neuronas, ni que se atrofie el cerebro, sino que el embarazo es una experiencia cognitivo-afectiva que modifica la estructura neuronal del cerebro.

Más información | Weebly (Informe científico sobre la comunicación materno filial en el embarazo- Universidad de Navarra) En Bebés y más | El embarazo mejora el cerebro de las mujeres En Bebés y más | El embarazo reduce el estrés de la madre En Bebés y más | El embarazo es el mejor tratamiento para rejuvenecer En Bebés y más | Las hormonas durante el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos