Publicidad

¿Por qué mostrar que estás embarazada? Los complicados orígenes de la moda premamá

¿Por qué mostrar que estás embarazada? Los complicados orígenes de la moda premamá
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Hoy en día podemos encontrar ropa para embarazadas incluso en las cadenas de moda más internacionales. Pero no siempre hubo esta facilidad para las mujeres que querían estar cómodas durante el embarazo. Los orígenes de la moda premamá se remontan a principios del siglo XX, y no fueron fáciles.

Hasta entonces, muchas mujeres escondías sus curvas apretándose el vientre con corsés, algo que a los médicos no les gustaba demasiado, ya que se podía perjudicar la salud del feto. Fue la inmigrante lituana Lane Bryant la que se tuvo que enfrentar a la censura de la época para sacar a la venta su colección de moda premamá.

Ella abrió su primera tienda en 1904, en Nueva York. Creó la primera línea de ropa para embarazadas y quiso publicitarla, pero no consiguió que el "New York Herald" publicara un anuncio suyo hasta 1911, cuando ya llevaba varios años comercializando sus prendas al pormenor. Sus productos se agotaron al día siguiente de la publicación del anuncio.

Los rotativos de la época se negaban a publicar impresas las palabras "ropa para embarazadas", en una muestra más de los extraños tabús que hasta hace poco han existido, como el que os contábamos sobre la palabra "embarazada" en televisión.

De este modo, acudiendo a la venta por catálogo para esquivar la censura ya en boca de todos, su modesta sastrería se convirtió en una firma potente (más de cien tiendas en 1969), fundando la empresa que lleva su nombre y que en la actualidad sigue vendiendo ropa de tallas grandes en todo el mundo.

Las faldas de cintura ajustable eran una alternativa cómoda al corsé, y ya estaba bien de ocultar las formas. Lo mismo pensamos hoy de las barrigas postparto, y es que "disimular" algo tan hermoso y natural no tiene mucho sentido.

Y antes de la creación de la ropa premamá, ¿qué se ponían las mujeres embarazadas? Bien diseños caseros cosiendo ellas mismas, probablemente arreglando prensas que ya tenían, de ellas o de sus parejas. También se recurría a comprarse unas cuantas tallas por encima de la propia. Eso, las que querían ir cómodas, porque como decimos muchas mujeres consideraban que con un corsé llamaban menos la atención, y esto durante muchos siglos.

También algunas modistas elaboraban ropa de encargo, aunque solo para las más pudientes. Lo que se llevaba eran ropas anchas que disimularan la tripa. Pero la venta de ropa premamá "a lo grande" tan solo llegaría a principios del siglo XX con Lena Bryant.

Por supuesto, tras el éxito de la empresa de esta modista de origen lituano la moda premamá evolucionó y en la actualidad encontramos no solo faldas o vestidos sino cualquier tipo de pantalón, ropa interior e incluso ropa de baño especial para embarazadas. Y sin miedo a mostrar la barriga. Nadie diría que esta moda en auge tuviera unos orígenes complicados...

Imagen | ClickAmericana En Bebés y más | Cómo queda la barriga después del parto, Ropa premamá a buen precio en Kiabi

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir