Compartir
Publicidad
Publicidad

Montar en bicicleta estática durante el embarazo

Montar en bicicleta estática durante el embarazo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si estáis esperando un bebé y queréis manteneros en forma, probablemente os preguntéis si es recomendable un ejercicio cada vez más extendido y demandado, montar en bicicleta estática durante el embarazo.

Hace unos días vimos las recomendaciones acerca de montar en bicicleta durante el embarazo, señalando que este tipo de ejercicio físico sería recomendable hasta el quinto o sexto mes de embarazo, cuando la barriga se hace más voluminosa y podría desequilibrarnos. Pero este inconveniente desaparecería al montar en bicicleta estática.

En una bicicleta fija no existe el riesgo de caerse, pero tendríamos que tener en cuenta otras consideraciones. Por ejemplo, lo habitual es que la bicicleta se halle en un lugar cerrado, por lo que la ventilación puede ser deficiente y propiciar que la temperatura del cuerpo aumente en exceso o que sea más fácil la deshidratación.

Si andamos en bicicleta al aire libre, nuestra propia velocidad hará que nos ventilemos, ya que el sudor cumple su función al contacto con el aire de regular la temperatura corporal, pero esto es más difícil con una bicicleta estática.

Por tanto, habremos de procurar una ventilación adecuada (no se recomiendan corrientes directas de aire frío como podría ser de aire acondicionado) y ponernos ropas ligeras de algodón que permitan la transpiración.

Una de las ventajas de la bicicleta estática, junto a la que hemos comentado al principio, es que podemos regular la resistencia que deseamos, el nivel de dificultad, sin enfrentarnos a baches o pendientes indeseados. Y, pensando el el último trimestre, cuando las visitas al baño se hacen tan frecuentes, también tenemos más fácil detener el pedaleo e ir al aseo.

Por último, hemos de hacer referencia al spinning, una modalidad de ejercicio sobre la bicicleta que no sería recomendable durante el embarazo por los bruscos cambios de ritmo y el gran esfuerzo físico que conlleva. Y es que recordemos que una de las premisas de un ejercicio físico adecuado es que se debe evitar el esfuerzo a intensidades elevadas así como los aumentos bruscos de la cantidad de ejercicio.

En definitiva, montar en bicicleta estática durante el embarazo es una actividad física recomendable durante toda la gestación, a un ritmo moderado, a no ser que exista algún riesgo o que nuestro médico, al que debemos consultar antes de hacer un ejercicio, lo desaconseje por otra razón.

Foto | jvangalen En Bebés y más | El ejercicio moderado beneficia al feto, Cómo hacer ejercicio durante el embarazo, 10 consejos para hacer ejercicio en el embarazo, Ejercicio en el embarazo: bueno para la madre, bueno para el bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos