Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Eres campeona de 100 metros al baño? Por qué necesitas orinar con frecuencia cuando estás embarazada
Embarazo

¿Eres campeona de 100 metros al baño? Por qué necesitas orinar con frecuencia cuando estás embarazada

Publicidad
Publicidad

Durante el embarazo, hay situaciones verdaderamente embarazosas (perdonad la redundancia) para la futura mamá. Una de las más habituales, especialmente durante el primer y el tercer trimestre de gestación, es la necesidad de ir con urgencia al baño a toda velocidad como si estuvieses participando en una carrera olímpica.

Por eso, si eres una campeona de 100 metros al baño, te explicamos por qué tienes ganas de orinar con frecuencia cuando estás embarazada. A qué se debe que tengas que salir corriendo al baño más cercano.

¿A qué se debe que vaya continuamente al baño?

Uno de los motivos es el aumento del volumen de líquidos en el organismo de la embarazada. Este incremento provoca que los riñones trabajen constantemente para eliminar las sustancias que no necesita, haciendo que aumenta la frecuencia de las micciones.

Por su parte, a medida que avanza el embarazo y aumenta el tamaño del útero, también aumenta la presión sobre la vejiga en la última etapa del embarazo, provocando que deba vaciarse con mayor frecuencia.

En las últimas semanas de embarazo, cuando la barriga desciende y ejerce aún mayor presión sobre la vejiga son habituales las pérdidas de orina, que pueden suceder por un estornudo o una carcajada, por lo que es recomendable que protejas tu ropa interior con una pequeña compresa.

No confudas las pérdidas de orina con las pérdidas de líquido amniótico. Estas últimas se producen de cuando se moja la ropa interior con un líquido acuoso que fluye lenta pero constantemente, o al realizar determinados movimientos.

No dejes de hidratarte

Agua

Aunque notes que vas con más frecuencia al baño, no te prives de beber agua durante el embarazo. Recuerda que orinar con frecuencia ayuda a depurar el cuerpo de toxinas y a reducir la incidencia de cálculos renales, así que procura tener siempre un baño cerca.

Durante el embarazo aumenta el umbral de sed y sientes la necesidad de beber agua con más frecuencia. Se estima que la necesidad de líquidos en el embarazo es de 2,7 litros diarios, aunque depende de cada mujer. Una adecuada hidratación contribuye a prevenir el estreñimiento, a mejorar el estado de la piel y aunque parezca una contradicción, a reducir la retención de líquidos, entre otros.

Para evitar demasiados despertares nocturnos que agravan los episiodios de insomnio, procura reducir la ingesta de líquidos durante la cena y vacía la vejiga antes de acostarte.

¿Debo preocuparme?

Muchas veces, se suele asociar la necesidad de ir al baño con frecuencia con una posible infección urinaria, pero por sí mismo no es un síntoma de enfermedad o infección, excepto que esté acompañado de otros síntomas como:

  • Sensación de ardor al orinar
  • Dolor al orinar
  • Dolor en la parte baja del vientre
  • Necesidad frecuente de orinar, aunque la vejiga esté vacía
  • Orina turbia u olorosa

En Bebés y más | Nueve cambios que (casi con toda seguridad) notarás en el embarazo, Seis molestias embarazosas durante el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos