Compartir
Publicidad

El trabajo de la madre puede aumentar las probabilidades de defectos congénitos en el bebé

El trabajo de la madre puede aumentar las probabilidades de defectos congénitos en el bebé
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un estudio reciente desvela que el trabajo de la madre podría influir en la salud del bebé al nacer aumentando las probabilidades de tener defectos congénitos si es empleada de la limpieza, científica o operadora de equipos electrónicos.

Un equipo de investigadores ha estudiado a cerca de 9.000 bebés con algún defecto de nacimiento, como problemas en la vista, oído, del tracto gastrointestinal, de boca y cara, entre otros y 3.400 niños que no tenían defecto congénito alguno.

El objetivo era evaluar qué relación podría haber entre el trabajo de la mujer embarazada y los defectos de nacimiento de los niños. Tres cuartas partes de las madres que fueron investigadas estuvieron trabajando durante el periodo del mes anterior el embarazo y el final del primer trimestre.

Los resultados fueron los arriba comentados. Las mujeres que trabajaban como empleadas de limpieza, operadoras de equipos electrónicos y científicas tenían un riesgo significativamente mayor de tener un bebé con defectos congénitos. En el otro lado de la balanza se situaron las profesoras, que fueron las que menos riesgo tenían.

Personalmente no observo relación alguna entre la causa y el efecto o, dicho de otro modo, no logro entender qué conexión puede haber entre el trabajo y los defectos congénitos a tenor de los resultados.

Uno podría pensar que las trabajadoras de limpieza pasan mucho rato de pie, en movimiento, y que ésta podría ser la causa de tener más riesgo, sin embargo las científicas también tienen un riesgo superior y sin embargo tienen un trabajo menos físico.

Entonces aparece el tema del estrés como posible causa, pero ser profesora no creo que sea una de las profesiones más relajantes que existan y sin embargo son las que salen mejor paradas.

Al parecer los investigadores no analizaron posibles relaciones entre compuestos químicos a los que las mujeres podrían haberse expuesto ni tuvieron en cuenta el número de horas trabajadas.

Quizás estos dos factores, y no la profesión que desempeña cada mujer, son los verdaderos causantes de que aumenten los riesgos de defectos congénitos en los bebés (¿no?).

Vía | Healthfinder Foto | Flickr (Adam Selwood) En Bebés y más | Embarazo y trabajo: embarazos de riesgo y cambio de puesto de trabajo, Embarazo y trabajo: prevención de riesgos laborales, Embarazo sin riesgos mientras trabajas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio