Compartir
Publicidad
Publicidad

El alcohol causa daño temprano e irreversible en el feto, incluso antes de la fecundación

El alcohol causa daño temprano e irreversible en el feto, incluso antes de la fecundación
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Numerosos estudios hablan de los efectos nocivos del alcohol durante la gestación, pero una nueva investigación realizada por investigadores argentinos va más allá. Afirma que el alcohol causa daño temprano e irreversible en el feto, incluso antes de la fecundación.

Hay que aclarar que el estudio ha sido realizado con ratas, y aunque no se pueden extrapolar los resultados a las personas, tampoco hay que ignorarlos, pues el desarrollo embrionario y placentario de los ratones es homólogo al humano.

La investigación se centra en el período perigestacional, es decir, desde pocos días antes de la fecundación hasta que el embrión inicia el desarrollo de los órganos.

Viene bien para evitar el consumo de alcohol, incluso antes de confirmarse el embarazo, ya que han podido observar que aún en pequeñas cantidades puede producir alteraciones en la madre y en el embrión.

Concretamente, han observado una menor vascularización de la placenta, retraso en el crecimiento del embrión y una elevada frecuencia de embriones anormales, con anomalías en la formación del sistema nervioso central. Incluso, se han hallado anomalías óseas, tanto en la formación del cráneo como de las extremidades.

Cuidarse desde que se está buscando el embarazo es una buena medida, dejando de lado los malos hábitos como el alcohol. Pues aún cuando las hembras dejan de beber alcohol a los pocos días de iniciada la gestación, igualmente las alteraciones aparecen en el feto provocando un daño temprano e irreversible.

También han encontrado que la ingesta de alcohol durante un período breve (desde 17 días antes de la concepción hasta diez días después) podría causar roturas en el ADN o dar lugar a células con un número anormal de cromosomas. Y que provoca alteraciones morfológicas de los óvulos y de los espermatozoides, en esto sí que coiniciden estudios hechos en humanos.

Por todo ello, y aunque no hay olvidarse que hablamos de un estudio en ratas, siempre es mejor prevenir que curar. La recomendación sería ni una gota del alcohol desde que se empieza a buscar el embarazo, tanto para la mujer como para el hombre.

Vía | La Nación Foto | Hafdís H en Flickr En Bebés y más | El consumo de alcohol en el embarazo es la segunda causa de trastorno mental, Cerca de la mitad de embarazadas consume alcohol

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos