Publicidad

De Pilar Rubio y de cómo un embarazo destroza el cuerpo

De Pilar Rubio y de cómo un embarazo destroza el cuerpo
44 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace menos de dos semanas hablamos de Sara Carbonero y de las embarazadas que no acaban de aceptar su "nuevo" cuerpo, en gran parte por culpa de una sociedad que parece no aceptar todo lo que se salga de sus cánones de belleza, embarazo incluido, y que hace que lo importante para ser alguien es lo guapa o delgada que puedas llegar a estar.

Ahora aparece la noticia de que Pilar Rubio está embarazada y por las redes sociales he visto correr un artículo que nos dice que su cuerpo se va a coger una excedencia para dejar el trono de mujer más sexy de España a otras que no lo estén. Vamos, que el embarazo le va a destrozar el cuerpo de tal manera que ya no será tan guapa como lo es ahora.

¿Destrozar el cuerpo?

Sí, parece que exagero, pero es que si leéis el artículo que os comento veréis que no solo deja caer que ahora ya no podrá seguir siendo la misma, sino que además enumera punto por punto cómo va a cambiar, para mal, su cuerpo.

Que si va a perder sus medidas, que si va a aumentar no sé cuántos kilos de peso, que "adiós a las abdominales" porque ahí se instalará una cada vez más prominente barriga, que "ciao, ciao, cintura" porque las mujeres que son madres tienen mayor cintura que las que no lo son, que si estrías, flacidez y celulitis, que si el pecho se le va a caer tras el embarazo y que si le van a salir manchas en la piel.

Vamos, que en unas pocas semanas Pilar Rubio se va a convertir, al parecer, en una especie de adefesio que nadie querrá mirar y que va a tener que trabajar muchísimo para volver a ser la misma, aunque, también lo comenta, "afortunadamente, gran parte del peso acumulado durante la gestación se pierde en el momento de dar a luz" (una suerte, sin duda, imaginad lo terrible que debe de ser dar a luz a tu bebé y darte cuenta de que la mayoría de kilos siguen ahí... me dan ganas de llorar a mí sólo de pensarlo, y eso que soy hombre - ironizo, claro -).

¿Se puede ser más superficial?

Sí, ya, lo sé, sólo está enumerando los cambios que vive una mujer embarazada. El problema es que todos los cambios se explican como si fuera algo negativo, algo que te destroza el cuerpo, algo que nadie querría que sucediera, y lo explica bajo el título de "su cuerpo se toma excedencia". ¿No hay acaso cuerpos 10 de embarazada?

El mismo fotomontaje que muestran nos enseña una hipotética Pilar Rubio igual de impresionante que ahora, pero con barriga. Yo no diría que se ha tomado ninguna excedencia, sino que sigue siendo ella, pero con un bebé dentro.

Asumiendo entonces que sí hay embarazadas guapísimas con cuerpos de infarto (creo que la inteligencia mínima de toda persona es suficiente para reconocer que bajo la barriga hay un bebé, y que no se trata de grasa acumulada), no entiendo muy bien a qué viene tanto lamento por los cambios que va a vivir la muchacha.

Pero ya no es solo eso, es que si dentro de ocho meses Pilar realmente no fuera como en la foto, si su cuerpo cogiera muchos kilos más, su cintura aumentara y sucediera todo eso que presagia el artículo, ¿qué? ¿Qué pasaría? ¿Ya no sería válida? ¿Ya no podría trabajar? ¿Ya no podría ser valorada del mismo modo? ¿Ya no sería la misma mujer?

Dejen de vender, por favor, la máxima de que toda mujer debe ser una mujer y madre perfecta, con una relación idílica, con un cuerpo magnífico, con unos hijos modélicos, con una imagen intachable, con la casa siempre limpia y recogida, con el cutis como la piel de un bebé, sin manchas ni arrugas, con un trabajo en el que pueda realizarse profesionalmente y no sé cuántas cosas más.

Dejen de hacerlo porque el día de las mujeres tiene las mismas 24 horas que el día de los hombres, y porque tanta exigencia sólo puede acabar en frustraciones, tantas que lo raro es encontrar a mujeres sin complejos, con alta autoestima y sin tratar de llegar a ser esa mujer imposible, que no existe, pero que nos venden como "la mujer normal".

Vía | El Mundo Foto | Torsten Mangner en Flickr En Bebés y más | La dieta de la embarazada influye en la salud del bebé, Una dieta pobre en el embarazo podría afectar el desarrollo de los órganos del bebé, Consejos para recuperar la figura después del parto: Alimentación

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir