Compartir
Publicidad

Participar en las actividades escolares de los hijos

Participar en las actividades escolares de los hijos
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace una semana participé en una actividad que me encantó, y por eso os la recomiendo. En la clase de mi hija la maestra invita a los padres a participar en el aula con sus aportaciones, relacionadas con la temática del trimestre, acudiendo a la escuela.

En nuestro caso, el tema eran "Los cuentos", así que durante todo el trimestre hemos tenido mucho material para elaborar con mi hija en casa, nada de deberes, evidentemente, sino personajes y cuentos nuevos que descubrir, pintar, recortar, escuchar, ver... Y para la aportación de los padres en el cole decidimos contar y "representar" el cuento favorito de mi hija para toda la clase.

Fue muy emocionante y precioso ver cómo aquellos pequeños de tres años disfrutaron del cuento, y mi hija mostraba su dominio del cuento, creo que orgullosa, participando en la historia e incluso pidiendo silencio a sus amiguitos. De hecho, si algo eché en falta es que ella participara un poco más en nuestra intervención.

El caso es que queríamos que fuera una pequeña sorpresa para ella también, por eso no la implicamos. Pero ella tenía ganas de salir con nosotros y hacer también su cuento... Por eso para la próxima ocasión seguro que hacemos que ella también intervenga.

Pero, resumiendo, me encantó estar en el aula con todos los niños, ver cómo se emocionaban, cómo se reían y esa cara de ilusión y descubrimientos que sólo a estas edades podemos apreciar.

El cuento salió bastante bien, aunque en ocasiones las emociones se desbordaran. Como cuando un "atrezzo" un poco atrevido asustó a algún niño (pero enseguida se solventó, sólo había que quitarse una careta) o cuando las "estrellas" del cuento, unos pequeños peces de colores recortados en papel causaron furor y la clase se alborotó.

Vamos, lo normal en niños de estas edades y nada que con un poco de improvisación y calma se pueda arreglar.

En definitiva, a pesar del esfuerzo (elaboramos casi todos los accesorios, entre ellos una escafandra de astronauta, manualmente) el resultado fue genial. Y aunque creo que aún me duelen los dedos de recortar pececitos y copos de nieve, volvería a hacerlo sin dudar.

De modo que os animo a participar en las actividades escolares de los hijos, planteárselo a los maestros si es que ellos no lo hacen, porque es muy positivo tanto para la relación con nuestros pequeños como con los docentes y una manera de implicarnos con lo que el niño hace, aprende y juega en el colegio, desde bien pequeños.

Foto | Kimberly Rodriguez En Bebés y más | Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir colegio (I), (II), Madres que hacen teatro para niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos