Compartir
Publicidad

No por aprender a leer antes, será mejor lector

No por aprender a leer antes, será mejor lector
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Hay un concepto en educación infantil que creo que puede dar lugar a equivocaciones: ¿debemos enseñar a leer a los niños cuanto antes?. Si hay que responder de forma afirmativa o negativa, la respuesta es clara: no por aprender a leer antes, será mejor lector.

Pero esto no quiere decir que haya que evitar cualquier contacto con lo que supone la lectura hasta que esté preparado para leer. Es por eso, que aunque afortunadamente ya no hay maestras de infantil que "machaquen" a sus alumnos con que aprendan a reconocer las palabras (o eso espero), las bibliotecas infantiles está cobrando cada vez más importancia. ¿Parece esto contradictorio?, vamos a explicarlo.

Todo aprendizaje debe ir conducido hacia la satisfacción de la persona que aprende. No tiene sentido aprender algo que después no se vaya a ejercitar de forma continuada, ya que se perdería la destreza de lo aprendido sin que fuese eficaz el tiempo empleado en hacerlo.

Lo que se provoca en educación infantil (a partir de los tres años) es un acercamiento natural a todo lo que tiene que ver con los libros y la lectura: se recomienda a los padres que lean ante los hijos, se introducen libros de imágenes en clase, se estructura una biblioteca en la que hay elementos visuales pero también manuales (como los libros desplegables), se les anima a los padres a que lean a sus hijos un cuento antes de dormir... Con todo esto se intenta que los niños se interesen de forma espontánea, primero por el elemento en sí (el libro) y después por la lectura.

Lo que se ha descartado es el aprendizaje sistemático y metódico de la lectura sin "apuntalarlo" en el interés de los contenidos. El resultado será funcional ya que el niño será capaz de interpretar el significado de las palabras, pero se evitarán las posibilidades más sofisticadas de la lectura como es la comprensión del texto o la expresión escrita adecuada y comprensible de conceptos complejos como sentimientos o proyectos.

Estas ideas están completamente extendidas en la educación infantil pero, si en alguna situación se encuentran con algún profesional que defienda lo contrario, espero que sepan explicarle este punto de vista. Nuestro objetivo como padres no debe ser únicamente que nuestros hijos aprendan a leer, sino que disfruten haciéndolo.

Vía | Educación infantil Foto | Flickr (Daquella Manera's) En Bebés y Más | Enseñar a leer a los niños, Anima a tu hijo a leer, “Leer” con tu bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos