Compartir
Publicidad
Publicidad

“Leer” con tu bebé

“Leer” con tu bebé
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Últimamente comparto las lecturas, llamémoslas, ligeras, con mi bebé.

Ciertas revistas y periódicos despiertan bastante interés en ella, y como probablemente yo no encuentre lugar para leerlos a mis anchas, pues qué mejor que compartir ese momento de lectura ligera con ella, que ya reclama no aburrirse.

No es que un bebé con pocos meses esté aprendiendo a leer, ya que quedan unos cuantos antes de llegar a los 3 años, cuando algunos expertos afirman que es bueno que los niños aprendan a leer. Ni se trata de un excepcional caso de sobredotación intelectual como la niña que vimos hace poco y que ya leía a los 17 meses de edad.

De hecho, a mi bebé parece no importarle demasiado que yo lea de manera continuada, ni vela por la integridad de los diarios. Porque los bebés se interesarán por las imágenes que ven pasar ante sus ojos, por el movimiento y el sonido al pasar las hojas, e incluso por la sensación del papel que acaba arrugado entre sus manitas.

Descubren que ellos también pueden hacer ruido con el papel, e incluso puede que intenten imitar el movimiento de pasar página en el momento en que empiezan a coordinar la motricidad de los brazos y manos.

Aunque no es de extrañar que después de haber manoseado cierta parte de la revista o periódico, o de intentar pasar la página, un tirón acabe rompiéndolos, por lo que no me arriesgaría a poner a un bebé frente a un incunable… Sólo podemos arriesgarnos a leer con bebés cuando se trate de obras por las que no sintamos demasiado aprecio ni necesiten concentración.

Pero así se puede aprovechar también ese pequeño momento de lectura entre padres e hijos, al tiempo que nos hacemos eco de la información que nos interese, ellos irán estimulando su motricidad y sus sentidos en nuestro regazo. Ejercitan la vista, el oído, el tacto… ¡pero no el gusto! Hay que llevar cuidado, porque no estamos ante libros comestibles, y ya sabemos cómo se lo llevan todo a la boca…

Bueno, y de paso, la experiencia nos servirá porque nunca es pronto para animar a los pequeños a leer. El contacto con los libros desde bien pequeñitos es fundamental.

En Bebés y más | Cómo fomentar la lectura en nuestro hijo En Bebés y más | Los bebés pueden leer En Bebés y más | Anima a tu hijo a leer En Bebés y más | Los expertos afirman que los niños deberían aprender a leer a partir de los tres años

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos