Publicidad

Los deberes alimentan la desigualdad escolar, según la OCDE

Los deberes alimentan la desigualdad escolar, según la OCDE
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Sufridos por algunos niños y temidos por muchos padres, los deberes son motivo de debate en el ámbito de la enseñanza. Algunos los defienden, otros los odian y otros consideramos que no son necesarios para aprender. El caso es que no hay un acuerdo acerca de su utilidad como método educativo.

Para echar más leña al fuego, según un informe de la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económica (OCDE) los deberes alimentan la desigualdad escolar, pues contribuyen a ampliar la brecha entre los estudiantes de nivel socioeconómico alto y medio y los alumnos que pertenecen a familias más desfavorecidas.

¿Por qué los deberes alimentan la desigualdad?

El informe advierte que no todos los niños están igualmente plantados frente a los deberes. Los estudiantes que cuentan con ayuda en casa, ya sea de sus padres o de profesores particulares, tienen ventaja respecto a aquellos que no cuentan con ese apoyo, ya sea porque sus padres no tienen el nivel educativo necesario o porque no pueden pagar a un profesor particular que les ayude.

Los alumnos que viven en un hogar en crisis tienen muchas más dificultades para ocuparse de las tareas escolares. Tal vez no disponen de un espacio relajado y ordenado para hacerlo, o tienen responsabilidades familiares como cuidar a hermanos pequeños o, quizás sus padres no estén preparados para guiarlos o motivarlos en este proceso debido a obligaciones laborales o falta de recursos.

El colegio de mis hijas es bilingüe, y naturalmente, traen deberes en inglés, a veces con un nivel de dificultad bastante elevado hasta para los padres que más o menos nos manejamos con el idioma. Y siempre pienso: si un padre no tiene cierto nivel de inglés, que es perfectamente posible, ¿cómo ayuda a su hijo con los deberes?

Cada maestrillo con su librillo

526216851

A pesar de estas advertencias en torno a la desigualdad, que no es la primera vez que se mencionan, en nuestro país no hay consenso generalizado en torno a los deberes.

En algunos países como Francia están reglados por ley, pero el Ministerio de Educación en España no ha tomado cartas en el asunto. Ni siquiera la LOMCE ha entrado en determinar cómo y en qué medida hay que poner deberes a los estudiantes.

Finlandia, que es un país de refencia en educación, dispone de programas de compensación para los alumnos que tienen dificultades para hacer los deberes en casa. Se brinda un apoyo especial a esos niños.

También se han encargado del asunto en países como Alemania, Suiza o Francia. Han implementado la fórmula de abrir las escuelas fuera del horario escolar para esos alumnos que, por el motivo que sea, no pueden hacer los deberes en casa. Se les ofrece un lugar apropiado, con los recursos necesarios y la presencia de monitores que sirvan de apoyo.

En España, los niños hacen 6 horas y media de deberes a la semana, cuando la media recomendada por la OCDE se sitúa en 4,8 horas. Es el quinto país, de 38, que más deberes pone a los alumnos. Horas de trabajo que luego no se reflejan en los resultados académicos del país. Según el informe Pisa, quedamos en un puesto general muy abajo, el 29 de 44 países, de acuerdo a los datos del 2014.

Vosotros, ¿qué opináis al respecto? ¿Creéis que los deberes contribuyen a alimentar la desigualdad escolar? ¿Qué solución le véis?

Vía | El Periódico
Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | Los niños no necesitan hacer deberes para aprender, Por qué los niños no deberían tener deberes

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir