Compartir
Publicidad
Publicidad

Libros de repaso para las vacaciones, ¿sí o no?

Libros de repaso para las vacaciones, ¿sí o no?
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la época de vacaciones aparecen los libros de repaso para los niños. Para algunos, son una manera de entretener a los niños de forma lúdica refrescando los contenidos que han visto en el cole durante el año. Sin embargo, hay padres que los ven como algo contraproducente, pues las vacaciones son exclusivamente para que los niños jueguen en libertad y hagan lo que les apetezca. El dilema es: libros de repaso para las vacaciones, ¿sí o no?.

Hay que decir que los libros (los habréis visto en supermercados y librerías; en esta época están por todos lados) no son libros tediosos. Son cuadernillos con actividades, lecturas, juegos, dibujos para colorear y pegatinas dirigidos a niños de todas las edades. Cada libro tiene los contenidos adecuados para cada nivel educativo.

No son cuadernillos de deberes aburridos y monótonos (no deben serlo). La idea es estimular a los pequeños a través de propuestas que les resulten atractivas y repasen de esa forma los conceptos que han aprendido en el cole.

Algunos incluso vienen con una guía de ayuda para los padres, como para que podamos explicarles las dudas que pudieran tener en relación a las actividades.

Yo no veo nada malo en los libros en sí. Con lo que no estoy de acuerdo es con el uso que en ocasiones se les da.

Los veo positivos para el niño, si al niño le gustan. hay algunos realmente bonitos protagonizados por sus personajes favoritos, con actividades muy entretenidas y creativas, proyectos manuales, experimentos al aire libre, etc. Un punto muy importante es saber escoger el libro adecuado.

Es un buen entretenimiento siempre que al niño le divierta y no se convierta en una obligación. No hay que imponer un horario para realizar las actividades ni convertirlo en un “haz el cuadernillo así no molestas”.

Lo primordial es que sea una actividad con la que el niño se sienta motivado. Las ganas de hacer el cuadernillo deben surgir de él, sin agobios ni presiones.

Tampoco es productivo que el niño se pase las vacaciones haciendo libros de repaso. Debe vivir nuevas experiencias, conocer cosas nuevas, jugar al aire libre, etc. No sólo se aprende a través de un libro, el mundo está lleno de cosas interesantes de las que aprender.

Por último, me parece bien enseñarles que la lectura no es “cosa” del cole, sino inculcarles también el placer de leer en vacaciones. Pero es cierto que para ésto están los libros de lectura.

Creo que las vacaciones son un momento para dejar al niño hacer lo que le apetezca en libertad y sin presiones. Si los libros de repaso para las vacaciones le resultan entretenidos y además aprenden, no veo por qué no. ¿Tú qué piensas?

En Bebés y más | Libros de repaso para las vacaciones, Cuadernos de actividades “Juega y aprende con Pocoyó”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos