Publicidad

Lego ayuda a los niños a entender la muerte montando sus construcciones funerarias

Lego ayuda a los niños a entender la muerte montando sus construcciones funerarias
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Después de la fiesta de Halloween y la visita a los cementerios por el Día de los Difuntos, no es extraño que nuestros hijos nos pregunten acerca de la muerte, un tema tabú y desconocido en la mayor parte de los casos por su corta edad.

Además, aunque es una realidad presente, no es una conversación que nos guste tener a los adultos (como si así lográsemos mantenerla lejos), y menos con nuestros hijos.

Pero los psicólogos aseguran que es adecuado hablar con los niños de la muerte, incluso antes de que tengan que enfrentarse a la pérdida de alguna persona cercana. Jugando es una buena manera de comprender el mundo que les rodea. Así que el Museo funerario de Viena (Austria) ha pedido que diseñen un completo complejo funerario para montar con ladrillos Lego todo lo que tiene que ver con el duelo. Y los pedidos les llegan desde todas las partes del mundo, como Estados Unidos o España, por ejemplo.

Hasta el mínimo detalle

Crematorio

A primera vista puede parecer absurdo o incluso morboso: ¿un cementerio, un coche fúnebre o un crematorio de Lego para que los niños los construyan?

Pero la realidad dice lo contrario. Los psicólogos infantiles tratan a sus pacientes animándoles a jugar con construcciones Lego o con muñecos Playmobil, y las pérdidas suelen ser uno de los temas que más consultas especializada precisan. Así que, esta iniciativa de las funerarias de Viena tiene razón de ser: ayudar a los pequeños a lidiar mejor con el tema de la muerte.

Los juguetes funerarios son producidos por una empresa a la que se le permite oficialmente utilizar componentes de Lego.

No falta detalle: hay un cementerio con lápida, tumba, excavadora y personal del servicio fúnebre. También hay un horno crematorio, en el que también se puede introducir un ataúd, e incluso un coche de caballos funerario.

Y para que la recreación sea perfecta, también se puede adquirir una 'familia de luto', compuesta por un padre, una madre, un hijo, un difunto y un esqueleto.

Michaela A. Tomek, de la Asociación Estatal de Psicoterapia de Viena (WLP), explica en el diario Derstandard que estas piezas aportan un valor añadido pedagógico. "Los niños hacen frente a sus sentimientos a través del juego". Necesitan un lenguaje simple y claro".

Asegura que "callar sobre la muerte y el dolor es el camino equivocado":

"Los tabúes crean miedos e inseguridades. El niño siente que algo anda mal de todos modos, y luego se queda solo con él. Y Lego puede ayudar en las prácticas psicoterapéuticas".

Vía y fotos: Museo funerario en el Cementerio Central de Viena

En Bebés y Más | Cómo entienden los niños la muerte y cómo hablar con ellos del tema, No mentir ni ocultar a los niños las situaciones difíciles

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir