Publicidad

Dice un pedagogo que los cachetes se tienen que dar en un ambiente de cariño, ¿habla de los niños o de las mujeres?

Dice un pedagogo que los cachetes se tienen que dar en un ambiente de cariño, ¿habla de los niños o de las mujeres?
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unas semanas José Antonio Marina, filósofo, escritor y pedagogo fue entrevistado por el publicista Risto Mejide y hablaron de motivación, límites, castigos y cachetes. En uno de los pasajes de la entrevista, justo el que tenéis en el vídeo que podréis ver a continuación, se centran en el cachete y comenta cuánto nos hemos pasado al criminalizar los cachetes hasta el punto que parece que ahora, por darlos, uno tiene que ir al calabozo.

Llega entonces a decir el entrevistado que "los cachetes se tienen que dar en un ambiente de cariño", y entonces me quedo pensativo y me pregunto: ¿habla de niños o de mujeres?

Sé que ellos hablan de niños. Sé que cuando veáis el fragmento de la entrevista sabréis que hablan de niños. Pero por favor, como se hace habitualmente para tener claro hasta qué punto nos estamos pasando de violentos e irrespetuosos, no penséis en niños, pensad en mujeres. En mujeres, o en personas mayores con demencia, o incluso en animales. Pensad en cualquiera de esas personas y dadle de nuevo al "Play". Veréis como el significado de la entrevista cobra un significado terrible.

"A mí no me ha traumatizado"

Parece que las cosas se consideran buenas o malas según la huella que dejen. Si algo de lo que hace una madre o un padre traumatiza a un hijo, está mal hecho. Si no lo traumatiza, está bien hecho. Siguiendo esta regla de tres, son muchas las cosas que podemos hacer a nuestros hijos, horribles, sin que les vaya a traumatizar.

Por ejemplo, dado que los niños apenas recuerdan nada de lo que les hacemos cuando son bebés, podemos dejarles llorar las 24 horas del día, podemos gritarles, pegarles y podemos hasta escupirles si nos da la gana. Luego, a los 2 o 3 años empezamos a cuidarles un poco mejor y listo. Si estarán muy equilibrados de adultos, no lo sé, tengo mis dudas, pero seguro que les preguntas si tienen algún trauma y te dirán que no. De hecho, ni siquiera sabrán a qué viene la pregunta.

¿Verdad que el argumento es absurdo? Pues ellos lo mencionan muy serios y convencidos de que ahí tienen el quid de la cuestión, la clave, cuando resulta que están midiendo lo correcto y lo incorrecto con una vara errónea. No por no traumatizar a un hijo darle un cachete está bien.

¿Pegar en un ambiente de cariño?

Claro, porque si pegas en un ambiente en que no hay cariño ya es el no va más, el acabar con el niño, con su infancia, creciendo con una familia que no le quiere y que, además, le pega. Si hay cariño, pues una de cal y una de arena, la cosa queda más balanceada y el niño acaba siendo un adulto más o menos normal. Tendrá quizás sus inseguridades, sus problemillas de autoestima, pero nada que lo diferencie en demasía del resto de la población, en su mayoría igual o más infeliz. ¡Si hasta crecerá pensando que pegar a los niños, pero con cariño, está bien! Y defenderá a sus padres porque él se lo merecía y ellos le querían un montón.

Se lo merecía

Y entonces pienso en las mujeres víctimas de la violencia de sus parejas y en cómo muchas llegan a justificar los hematomas y las heridas diciendo que "me lo merecía" y me pongo malo. Vamos, que veo el vídeo pensando en mujeres y maltratadores y me dan ganas de decirles cuatro cosas. Supongo que porque veo el vídeo pensando en niños y me siento igual de mal.

Pero esa es la diferencia, que yo me siento mal pensando en niños, pero mucha gente no. Ni ellos mismos, entrevistador y entrevistado se sienten mal, que están defendiendo los castigos y los cachetes cuando hay muchas maneras más imaginativas y amorosas de educar.

¿Los límites?

Por supuesto, es una de las únicas cosas con sentido que ha dicho. A un niño no se le puede educar en la permisividad, pues es un error tan grave como educarle en el autoritarismo. Un niño debe tener límites del mismo modo que los tenemos sus padres y toda persona que habita en este mundo. Límites que ha conocer, por no llamarles normas o códigos de comportamiento. Esos que te dicen cuándo puedes hacer ruido y cuándo no, cuándo puedes correr y cuándo no, dónde puedes jugar y dónde no, etc.

Pero hombre, de explicarlos, informar de ellos y ayudarles a que los cumplan a meterlos con calzador, mediante castigos y cachetes hay un trecho. Y que de esto me dé cuenta yo, que no soy filósofo, escritor ni pedagogo sino un simple enfermero padre de tres hijos, tiene delito, como se dice en mi pueblo.

Basta ya de justificar la violencia hacia los niños. Y no, no hablo de una paliza, hablo de cachetes y castigos. Hablo de lo que comentan en el vídeo. Hablo de todo eso que, si se lo hiciéramos a un animal se nos echarían encima, de todo eso que, si se lo hiciéramos a nuestras parejas, nos denunciarían. De eso hablo.

Vídeo | Cuatro
Foto | Thinkstock
En Bebés y más | ¿Pegar a los niños un cachete a tiempo? Ni siquiera a los perros les parece bien, ¿Un cachete a tiempo?‏, La violencia afecta de manera negativa al cerebro de los niños, Cuando veo que un padre le pega a su hijo, ¿que debo hacer? (I)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir