Compartir
Publicidad
Publicidad

Aprende a usar el conductismo para manipular a los niños con el doctor Sheldon Cooper

Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya que estamos hablando del conductismo y de lo que con él podemos hacer para poder manipular a nuestros hijos os invito hoy a ver este vídeo que, con cierto humor, nos explica la forma en la que usar premios y castigos puede llegar a doblegar la voluntad de otra persona sin que ella lo sepa. Y además podéis aprender a usar el conductismo para manipular a vuestros hijos con el doctor Sheldon Cooper. Todo un lujo.

Admitamos que el doctor Sheldon Cooper es un personaje de ficción. Aparece en la genial serie estadounidense The Big Bang Theory, interpretado por Jim Parsons. Como en otras parodias de métodos conductistas, Sheldon, en el capítulo “The Gothowitz Deviation” utiliza un método simplificado y realmente efectivo basado en psicología conductista para intentar modificar el comportamiento de Penny, la novia de su amigo Leonard.

Cuando Penny hace algo que él quiere refuerza su comportamiento con un premio, que en este caso es una chocolatina. La verdad, aunque sea en clave de humor el ejemplo, me recuerda mucho a los métodos que padres y educadores usan para que los niños hagan lo que ellos quieren: darles una chocolatina, un postre, dejarlos jugar a la consola o ponerles una “simpática” carita sonriente.

No hay duda de que es posible usar el conductismo para manipular a los niños, como a todas las personas, pero que su uso no siempre es moral ni educativo, pues no ofrece al receptor de estas fórmulas la capacidad de comprender las razones de su comportamiento ni elegir libremente actuar de una manera u otra. Y que no sabemos las verdaderas consecuencias que esta manipulación puede tener a la larga.

Es evidente que, aunque el conductismo pueda ser legítimamente usado por especialistas para ayudar a personas con un problema y siemrpe con su consentimiento, hacer uso de él para modificar aspectos de la conducta de un niño normal, sano y libre para conseguir que se adapte al diseño del mundo que le exigimos los adultos es casi tan incorrecto como el uso que del conductismo hace el doctor Sheldon Cooper y puede tener consecuencias muy negativas.

En Bebés y más | “El peligro es el uso del conductismo, no el conductismo en sí”. Entrevista a la psicóloga Cristina Silvente, “Utilizar premios y castigos tiene unas reglas muy estrictas”: entrevista a la psicóloga Teresa García, Las técnicas del conductismo en los “métodos de crianza”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos