Compartir
Publicidad
Publicidad

Padres y madres depredadores, por Laura Gutman

Padres y madres depredadores, por Laura Gutman
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

He recibido el boletín que se publica desde la página de la psicóloga argentina Laura Gutman, de la que hemos hablado en Bebesymas ya. El titulo del artículo es sin duda de los mas impactantes que he leído ultimamente. "Nosotros, los depredadores de la cría humana".

Nos habla de lo que las humanas tenemos en común con el resto de mamíferas: el instinto de protección de nuestra cría. Sin embargo, al igual que ellas, "somos especialmente sensibles si algo se interpone entre nosotras y nuestros cachorros después del parto". La autora cita como ejemplo el que alguién toque a la cría o lo impregne de otro olor. Eso en los animales es casi mortal. La madre ya no reconoce a la cría.

En los humanos el mecanismo es más complejo, afortunadamente para nuestros niños, que han sido separados de las madres y lavados inmediatamente en aplicación de protocolos hospitalarios antinaturales. Nosotras los reconocemos y los amamos a pesar de esto, pero no sabemos hasta que punto es dañino el romper ese momento mágico de creación del vínculo.

Yo lo recuerdo como uno de los momentos mas horribles de mi vida, cuando se llevaron a mi bebé recién nacido de mi lado y me sentía como si fuera un campo helado y yermo. Y cuando lo ví, en la incubadora, me dolía no sentirlo como mio. Era él, pero a la vez me era ajeno. Recuperé el vínculo pero me costó una pena enorme y una sensación de vacio que aún recuerdo con lágrimas.

Laura Gutman explica también que "cada especie de mamíferos tiene un tiempo diferente de evolución hacia la autonomía". En general las crías no son autónomas hasta que son capaces de cuidar de si mismas y alimentarse.

Pero los humanos del mundo occidental civilizado nos privamos de ese momento de creación del vínculo, tan importante para desarrollar los instintos de protección y de unión emocional al bebé. No los olemos, nos separamos de ellos, los alejamos en la cuna, y todo eso incide en depresiones maternas, dificultad para conectar con la cría y problemas en la lactancia. Y después les exigiremos una separación teoricamente "sociabilizadora" y el que se aprendan a guardar sus insitintos que a ellos si les hacen llorar reclamando nuestro contacto físico.

Llegaremos a castigarlos, a hablarles con dureza, a obligarlos a conquistar independencias prematuras. Les hacemos daño, ciegas a la llamada ancestral de la madre mamífera. Todo este proceso, que nace del desapego en la etapa primal y en el mismo nacimiento, nos convierte, en palabras de la autora, en "depredadores de la cría humana".

Más información | Página de Laura Gutman En Bebés y más | ¿Quien es Laura Gutman? En Bebés y más | La lactancia salvaje según Laura Gutman En Bebés y más | Proximamente, la revolución de las madres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos