Compartir
Publicidad
Publicidad

El sonido de fondo de la tele afecta el desarrollo de los niños

El sonido de fondo de la tele afecta el desarrollo de los niños
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los expertos recomiendan que los niños menos de dos años no vean ni un minuto de televisión y limitan dos horas de tele diarias para los mayores. Además, ahora dan un paso más allá en la guerra contra la caja boba al dar a conocer un estudio según el cual el runrún de fondo de la tele constantemente conectada afecta el desarrollo infantil.

Las desventajas no se limitan únicamente a ciertos contenidos perjudiciales para los niños, a que la televisión resta tiempo de juego y de compartir actividades en familia, fomenta el sedentarismo y la obesidad, sino también se centran en el hecho de que el niño esté expuesto al sonido de fondo, con lo saludable que es a veces el silencio.

La afición a tener el televisor encendida en casa aunque nadie lo mire es una costumbre bastante frecuente, de hecho según datos de la investigación realizada por el Centro de Medios y Pediatría del hospital infantil de Boston, 3 de cada 4 niños estadounidenses viven en una casa donde esto sucede y por aquí las cifras serán similares.

De acuerdo a la observación de 50 niños de 12, 24 y 36 meses mientras jugaban con sus juguetes, cuando la tele estaba apagada los niños se centraban en sus juegos, mientras que con la tele encendida los períodos de juego eran más cortos pues desviaban su atención a la pantalla, aunque fuera por pocos segundos.

Como conclusión, han señalado que un impacto acumulativo a través de largas sesiones en casa puede empobrecer el desarrollo cognitivo y lingüístico de los niños y afectar la capacidad de concentración.

Puedo ver el mismo comportamiento en mis hijas, sin necesidad de hacer ningún estudio minucioso. Al no haber ninguna distracción externa, se centran más en sus actividades, y al haber varios focos de distracción se dispersan más fácilmente.

De cualquier forma, creo que más allá de lo evidente de este estudio, es una medida saludable apagar la tele cuando nadie la esté mirando así como reducir el tiempo de exposición. Veremos que podemos usar esas horas en algo mucho más provechoso: estar con nuestros hijos al cien por cien, sin runrún de fondo.

Vía | El Mundo En Bebés y más | Dos horas de televisión al día En Bebés y más | La televisión puede desarrollar hasta quince efectos negativos En Bebés y más | La televisión reduce el diálogo entre padres e hijos En Bebés y más | La televisión como niñera En Bebés y más | Los riesgos de ver demasiada televisión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos