Compartir
Publicidad

Demostrado: los bebés necesitan cariño y abrazos. El experimento de Harlow

Guardar
3 Comentarios
Publicidad

En este vídeo podemos ver exactamente en que consistió uno de los experimentos más famosos realizados para investigar la naturaleza de la relación del hijo con su madre, el realizado por Harry Harlow.

El trabajo de este psicólogo profundizó en aspectos de la crianza, la necesidad de contacto físico de las crías y las consecuencias de la privación afectiva.

Trabajaba con macacos y, aunque muy revelador, tengo que decir que el experimento me parece una crueldad terrible para esos bebés (bebés, aunque fuesen bebés de mono) a los que privaron de tener el afecto de sus madres.

Lo que este experimento vino a demostrar es que una cría necesita y busca, como necesidad primordial para su supervivencia, el contacto físico que le transmite sensaciones de seguridad y afecto, incluso por encima de la búsqueda de alimento.

Los niños humanos no son tan diferentes de los bebés monos del experimento de Harlow, su necesidad de afecto físico y cercanía, amor y seguridad también se canaliza de forma natural con el contacto piel con piel.

No lo olvidemos nunca, la seguridad y la felicidad los bebés la encuentran en nuestro cuerpo cálido, disponible y afectuoso, no en métodos que les enseñen prematuramente autonomía y desapego.

Si no olvidamos eso, quizá el sufrimiento de estos monitos del experimento de Harlow no haya sido completamente en vano, aunque sigo diciendo que es algo que no debería nunca haberse hecho. Parece absurdo que necesitemos hacer daño a otro ser vivo para demostrar lo que el instinto y el corazón ya nos dictan: nuestros bebés necesitan estar cerca de nuestro cuerpo.

Vídeo | YouTube
En Bebés y más | ¿Qué es la teoría de la “madre suave”?, Documental: El cerebro del bebé por Eduardo Punset (1), La teoría del apego de John Bowlby

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos