Compartir
Publicidad

¿Cómo son los bebés por dentro?, por Punset

¿Cómo son los bebés por dentro?, por Punset
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las investigaciones de Eduard Punset acerca de los bebés (y de otros temas también) son reveladoras. Todos deberíamos ver el documental que hemos colgado en Bebés y más sobre el cerebro de los bebés para comprender mejor a estos pequeños seres humanos, qué sienten, y sobre todo, qué necesitan.

A mi me encanta cómo el autor es capaz de explicarnos aspectos científicos y aplicarlos con total naturalidad al mundo que nos rodea. Los bebés son un tema recurrente en sus investigaciones, pues cree (yo también lo creo) que los primeros años de vida del niño son clave para determinar su personalidad.

Ha publicado un artículo titulado ¿Cómo son los bebés por dentro? en el que aborda cuestiones del mundo emocional de los bebés tan interesantes como las que cito a continuación:

Hasta ahora no sabíamos nada de lo que les pasaba a los bebés por dentro. Resulta que una de las primeras cosas que hemos descubierto en la irrupción de la ciencia en los procesos emocionales es que casi todo se decide desde que el bebé está en el vientre de la madre y hasta que tiene cuatro o cinco años. Cuando digo casi todo, se deciden dos cosas que hemos aprendido a identificar y que son fundamentales en la vida de cualquier persona. Una es un cierto sentimiento de seguridad en uno mismo que permite lidiar con el enemigo más atroz que tenemos los homínidos: el vecino, el otro homínido. No hay desafío mayor en la vida que el del otro homínido."

Esto explica también la importancia de la necesidad de apego entre el niño y la madre durante los primeros años de vida. El apego, el cariño y la contención familiar les brinda mayor seguridad para afrontar la vida en el futuro. Destruye mitos como "si está todo el día bajo tus faldas el día de mañana será un tonto". Nada más errado.

Otras perlitas del articulo de Punset:

La segunda cosa importantísima que hemos descubierto en los bebés es la curiosidad, que no hay que perder nunca. La curiosidad para lidiar adecuadamente en lo que todos estamos empeñados, aunque no lo queramos admitir, que es conseguir el amor del resto del mundo. Cuando eres pequeñín, la tieta, la abuela, el padre, la madre, hasta la vecina, todos dicen que eres fantástico, que tienes unos ojos que se los comerían, que eres el más alto, el más inteligente… Pero cuando sales de casa, hay que demostrarlo."
La gente no lo da por hecho, ni mucho menos. Y es esta negociación maternal, este afecto primario que se desarrolla hasta los cinco años, que te puede dar la suficiente curiosidad para seguir profundizando en el conocimiento de las cosas y de las personas cuando irrumpes en el mundo de los mayores."

Como conclusión, la etapa de la vida desde la concepción hasta más o menos los cinco años, precisamente la etapa que abarcamos en el blog, es clave para ofrecerle al niño un entorno afectivo que le permitirá encarar la vida con seguridad, a relacionarse mejor con los demás y en definitiva, a ser una persona más feliz.

Vía | eduardpunset.es En Bebés y más | Documental: El cerebro del bebé por Eduardo Punset (1) En Bebés y más | El abandono del bebé en la cuna es comparable al desamor en el adulto, según Punset En Bebés y más | Eduardo Punset, la crianza y el bienestar de la sociedad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos