Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Viajarás a algún lugar caluroso? Te compartimos algunas recomendaciones
Consejos

¿Viajarás a algún lugar caluroso? Te compartimos algunas recomendaciones

Publicidad
Publicidad

En la época vacacional un destino muy popular es la playa. Algunas suelen ser bastante calurosas y los rayos del sol nos dejan un bronceado envidiable. Sin embargo, además de divertirnos y disfrutar del clima cálido, debemos tomar ciertas precauciones para evitar deshidrataciones o golpes de calor.

Así que si viajarás a la playa o a alguna ciudad en donde las temperaturas sean más elevadas a lo que están acostumbrados, te compartimos algunas recomendaciones para que viajes preparado para un clima cálido.

Además de empacar la maleta llevando lo necesario y asegurándonos que no nos falte nada de lo que comúnmente llevamos a un viaje, debemos tener presente revisar el pronóstico del clima para evitar sorpresas o contratiempos.

Durante la época de olas de calor es sumamente importante que estemos preparados, pues además de una deshidratación o golpe de calor como los que comentaba al principio, existen ciertas enfermedades que son frecuentes en niños durante el verano.

Lleven ropa apropiada para el clima

Madre Hija Sonriendo

Al momento de preparar la maleta, deberás tomar en cuenta el clima de tu destino. Llevar la ropa adecuada para éste, puede ser algo que defina tu experiencia como una positiva o negativa, además que si empacas lo necesario evitarás hacer gastos no planeados.

Elige prendas con telas frescas. Preferentemente empaquen en la maleta ropa confeccionada con telas frescas, ligeras y transpirables, como el algodón o el lino. Recuerda también elegirlas en colores claros, pues estos absorben menos el calor. Ten en mente las actividades y lugares que visitarás para que elijas las prendas más adecuadas.

Zapatos cómodos. Además de llevar zapatos para alguna salida casual, empaca unos que sean cómodos y que de preferencia tengan ventilación. Esto último especialmente si van a caminar mucho o si estarán por periodos largos bajo el sol.

Gorros,sombreros y gafas. Esenciales para proteger tu rostro y tus ojos de los rayos del sol. Además de que la piel de nuestra cara es muy sensible, llevar un gorro evitará el sol directo sobre nuestra cabeza.

Sombrilla. Aunque no es esencial llevarla, si planean pasar un largo tiempo caminando bajo los rayos del sol, recomiendo mucho llevar una sombrilla que les proteja de él.

Evita las horas en las que la temperatura es más elevada

Debemos procurar estar alejados del sol en las horas en las que hace más calor, regularmente entre las 11 de la mañana y las 5 de la tarde. Si es necesario salir, hay que mantenerse bajo sombra y hacer lo posible por mantenernos frescos.

También es importante que al menos durante las horas de mayor calor evitemos hacer ejercicio o alguna actividad física que conlleve un esfuerzo, para evitar calentar demasiado nuestro cuerpo.

Protéjanse del sol

Playa Madre Hijos

Si no les es posible mantenerse resguardados durante las horas de más calor, tomen precauciones antes de salir. Algo esencial para protegernos del sol es un fotoprotector adecuado. Aplícalo unos 30 minutos antes de exponerse al sol y vuelvan a colocárselo cada dos horas mientras se encuentren en exteriores.

Además de vestir con la ropa adecuada, procuren moverse en coche y de ser posible eviten caminar, trasladándose en algún vehículo, ya sea particular o de transporte público. En caso de ir en coche recuerden llevar el sistema de retención infantil de tus hijos para que viajen seguros.

Si por alguna razón saldrán durante algunas horas en las que el calor está muy fuerte, busquen rutas sombreadas o procuren que las distancias sean cortas para estar expuestos al sol el menor tiempo posible. En el caso de que lleves a tu bebé en su cochecito recuerda no cubrirlo del sol con una manta o tela, pues se ha encontrado que esta práctica aumenta la temperatura dentro del carrito y eleva el riesgo de que tu bebé sufra un golpe de calor.

Manténganse hidratados

Procuren consumir alimentos frescos con alto contenido en agua, como frutas y ensaladas. Es sumamente importante reponer el agua que vamos eliminando a través del sudor para evitar deshidratarnos, así que llevar siempre una botella o cantimplora con agua para mantenernos hidratados es una buena opción.

En el caso de bebés que sean menores de seis meses y tomen exclusivamente leche, ya sea materna o artificial, no es necesario ofrecerles agua, basta con aumentar las tomas. Para los bebés y niños mayores de seis meses podemos llevarles agua en su vasito entrenador.

Espero que estas recomendaciones para un clima caluroso te sean útiles y ayuden a que puedan disfrutar unas divertidas vacaciones sin riesgos.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Verano y niños: siete claves para sobrevivir al calor estos días de infierno, Aunque no estéis en la playa, aunque no sea verano: protege a tus hijos del sol, Siete consejos para unas vacaciones felices con niños

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos