Compartir
Publicidad
Siete pautas para hacer el embarazo (y la vida) de tu pareja mucho más fácil
Consejos

Siete pautas para hacer el embarazo (y la vida) de tu pareja mucho más fácil

Publicidad
Publicidad

Un embarazo no tiene por qué ser una situación traumática y muchas de las cosas que cuenta la gente no tienen por qué pasaros a vosotros, e incluso, aunque os sucedan, habrá algunas que diréis "pues no era para tanto", aunque puede que haya otras que si lo sean. Sea como fuere, lo que si es seguro es que un embarazo no es un mero trámite, a pesar de que tu pareja sea la mujer más fuerte y decidida del mundo siempre habrá miedos, molestias y dependiendo de vuestra situación, pero es bastante complicado seguir el ritmo de vida que teníais antes de quedaros embarazados.

Si alguien me pidiera que resumiera en un único concepto cómo llevar el embarazo junto a mi pareja diría "co-responsabilidad", entorno a ese concepto gira todo, no sólo en el embarazo, sino una vez que nazca el niño, es más, ni siquiera hace falta tener niños. Aquí os dejo algunas pautas para hacer el embarazo (y la vida) de tu pareja mucho más fácil.

478994843

El Embarazo no es un problema exclusivo de ella

Si, ella es la que lleva al bebé y habrá muchas cosas que sólo pueda hacer ella, pero todo se lleva mejor si es en compañía. Habrá miedos que probablemente no entiendas, cambios de humor que necesiten saber que estás ahí, contestaciones que no te merezcas y muchas otras cosas en las que si puedes hacer algo.

Lee e infórmate sobre el embarazo, será la forma en la que puedas entender ciertos procesos, molestias y dolores y también, la mejor forma de combatir juntos todos los miedos del proceso, pero también todos los maravillosos avances.

Haz más

No es "ayudarla con la casa", no es "espera que te ayudo", es responsabilizarse, es que si uno no puede lo hace el otro, no por ayudar, sino porque es nuestra responsabilidad. Está claro que un embarazo no es una enfermedad, que no hace de tu pareja una inútil y que salvo prescripciones médicas hay muchas cosas que podrá seguir haciendo igual, más o menos, que antes de estar embarazada. Pero también es cierto que hay momentos en que se agradece un descanso, o situaciones que pueden ser molestas, como permanecer de pie mucho rato cuando el embarazo está avanzado o si se está sometida alargas jornadas de trabajo.

Por eso, aunque no haya un reparto equitativo como pudiera haberlo antes, hay que tener en cuenta que una familia es responsabilidad de dos.

Acompáñala a las diferentes revisiones médicas

La consulta de un ginecólogo no es un lugar man-friendly, como está de moda decir ahora, ¿verdad? Pocas veces, por no decir ninguna, un hombre ha pisado la sala de espera de un ginecólogo. No es un sitio donde nos sintamos cómodos, pero sigo sin conocer a alguna mujer que me haya dicho que ella no tienen ningún reparo en visitar a su ginecólogo y mucho menos si es una consulta por embarazo.

No solo hablo de compartir con tu pareja esos momentos de nervios, de saber si todo sigue bien o mal, sino porque ver como se está desarrollando tu hijo es un momento precioso para compartir, es algo vuestro, de los dos, es un momento que os pertenece y sobre todo, es algo que nadie va a poder explicarte.

200242588 001

Cambia tus hábitos por otros más sanos

Se que es obvio, pero aquí lo seguiremos repitiendo, no fumes cerca de una embarazada, es más, te diría que aprovechases para dejar de fumar ahora, sobre todo porque una vez nazca el bebé te va a ser mucho más difícil.

Durante el embarazo ella va a tener que dejar de comer ciertas cosas y si presenta diabetes gestacional tendrá que seguir una dieta. Si erais de salir a tomaros una cervecita los fines de semana, yo os aconsejaría que lo siguierais haciendo, eso si, si ella ha tenido que pasar a la cerveza sin alcohol, tampoco pasa nada por pedirte otra sin para ti. Hay a quien no le importa lo más mínimo lo que haga su pareja, pero siempre es mejor no dar envidia, ¿no? (De las raciones de embutidos mejor ni hablo)

Si habéis decidido pasaros a una dieta más sana y cambiáis el rojo de la carne por el verde del brócoli, enhorabuena, tu salud lo va a agradecer aunque tu paladar es posible que no tanto, pero para eso siempre puedes buscar recetas por internet para darle un poco más de "alegría" a tus platos, nuestros compañeros de directo al paladar y vitonica os podrán ayudar en eso y ultimamente se han puesto de moda los blogs de comida vegana y vegetariana donde podréis encontrar fantásticas recetas cuyo resultado os va a sorprender.

Prepárate para el gran día

No esperes a que sea ella quien lo haga todo, a medida que la fecha se vaya acercando, los nervios y las incertidumbres aparecerán cada día más fuertes, lo mejor es que la parte de la intendencia no sea una cosa más por la que preocuparse. Asegúrate que podrás salir corriendo del trabajo cuando ella te llame. Recorreros el camino de vuestra casa al hospital más de una vez y si estáis en una ciudad grande lo mejor es que lo hagáis a diferentes horas del día (si podéis) para comprobar el tiempo que tardáis.

Hablad antes y poneros de acuerdo con la gente que queréis para ese día, mi consejo es que cualquiera a parte de vosotros dos, el día del parto, sobra. Ese momento es de vosotros dos, no permitáis que nadie os lo robe si no estáis de acuerdo. Ella, ente contracción y contracción, no va a estar como para decir a alguien si puede o no puede estar durante el proceso de dilatación, así que te va a tocar a ti hacer de portero de discoteca (vístete con tu mejor sonrisa).

114281655

Ten paciencia

Un embarazo acarrea cambios que a veces son difíciles de asimilar y pueden ser muy complicados de hacérselos entender a los demás, incluso a aquellos que más queremos. Los cambios de humor, los dolores, la falta de sueño, las complicaciones a la hora de poder dormir, la nueva figura, los nervios por el alumbramiento, etc. pongámonos en su lugar y tengamos claro que un embarazo, por complicado que sea, tiene fecha de caducidad y que el premio al final del camino merece la pena, siempre.

Un masaje sienta bien en cualquier momento

Si no sabes como se hace, hay montones de tutoriales en la red de cómo dar un masaje relajante a tu pareja. No esperes a que ella te lo pida, un masaje siempre es una buena idea.

Imagen | thinStock En Bebés y Más | Recomendaciones para hacer ejercicio en el embarazo, ¿Problemas digestivos en el embarazo? Siete consejos para recuperarte de los excesos navideños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio