Publicidad

¿Pasa algo si le corto las uñas al recién nacido?

¿Pasa algo si le corto las uñas al recién nacido?
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

A partir del cuarto mes de embarazo empiezan a formarse las uñas del feto, por lo que cuando se produce el nacimiento ya es bien visible esta pequeña estructura del cuerpo, en pies y manos. Cuando el bebé nace tiene unas uñas muy blanditas y generalmente cortas, pero muchos recién nacidos ya se observa que incluso algunas uñas sobresalen de los dedos.

Esto sucede especialmente si el bebé ha nacido después de las 40 semanas. Pero, ¿hay que cortar estas uñitas del bebé? ¿Sucede algo si lo hago? Hay muchos mitos al respecto, pero podemos estar tranquilos, al bebé no le sucederá nada extraño.

En realidad, no es necesario cortarlas, ya que son tan blandas que se suelen romper y caer por sí solas. Aunque si el bebé se produce arañazos en la carita, podemos recurrir a las manoplas o cortar esas primeras uñas.

Esto es especialmente recomendable si las uñas están partidas, tienen algún piquito que les pueda dañar... incluso nos podemos ayudar de una lima para igualarlas, limpiando bien los restos de limaduras.

No sucede nada por cortarles las uñas al bebé en los primeros días de vida, lo único que hemos de tener en cuenta es que hay que proceder con sumo cuidado a la hora de cortarlas, con unas tijeras especiales redondeadas, sin punta o unos cortauñas pequeños, específicos para bebés.

Poniendo al bebé en nuestro regazo o una superficie plana, aprovechando que está tranquilo (el momento en que duermen puede ser el más indicado) sujetaremos la manita firmemente y recortaremos la uña formando un pequeño semicírculo. Si nuestras manos están a una temperatura agradable el bebé lo notará menos y no se sobresaltará al notar una mano muy fría, por ejemplo.

Hay bebés a los que no les molesta esta operación, pero en otros puede ser más complicado, por lo que tal vez el momento en que duerme o mientras mama, con la ayuda del papá, sean idóneos para ello. Si el bebé está inquieto, pospón el corte de uñas.

No hemos hablado de las uñas de los pies porque estas suelen crecer mucho más despacio que las de las manos, pero todo lo que hemos señalado anteriormente sirve para las extremidades inferiores. Probablemente no tengas que cortarlas en los primeros días de vida del bebé, pero tarde o temprano llegará el momento.

El caso es que no sucede nada si se cortan las uñas del recién nacido, olvídate de mitos varios que señalan que no se debe hacer porque hay consecuencias de lo más peregrinas y, siempre que lo consideres necesario, cortálas con sumo cuidado.

En Bebés y más | El cuidado de la piel y las uñas del bebé, Cuidados del recién nacido: cómo cortar las uñas al bebé

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios