Compartir
Publicidad

Nunca les quites ojo: rescatan a una bebé de 10 meses que se alejó 1 km a la deriva en su flotador

Nunca les quites ojo: rescatan a una bebé de 10 meses que se alejó 1 km a la deriva en su flotador
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el verano suceden muchos de los accidentes más terribles, quizás porque no tememos lo suficiente ni al calor ni al agua, quizás porque nos fiamos en exceso de las medidas de flotación de los niños. Hablo de manguitos, flotadores, etc., que son una ayuda pero nunca completamente seguros. Por eso no hay que quitarles nunca ojo.

En el caso que os cuento el problema no fue exactamente ese, sino aún peor. No es que durante un momento no vigilaran a la cría, es que directamente se olvidaron de que estaba en el agua. Y lo que pasó no fue nada con lo que podría haber pasado. La bebé de 10 meses quedó a la deriva en su flotador y la rescataron cuando ya estaba a 1 km de la costa.

El susto más grande de su corta vida

Sucedió en Turquía, cerca de la ciudad de Kucukkuyu, donde la familia Ilgin fue para pasar un día de playa. Pusieron a la niña un flotador para que pudiera bañarse y en vez de quedarse con ella como es lógico, se relajaron en la arena.

No contaron con que era una zona de mucho viento y de fuertes corrientes oceánicas y la niña empezó a alejarse cada vez más de la orilla. Varios bañistas se dieron cuenta de la situación y trataron de rescatar a la niña sin éxito.

Flotador1

Fue entonces cuando decidieron llamar a la guardia costera, que se hizo cargo de la situación y que llegó hasta la bebé cuando ya se había alejado 1 km de la costa. La sacaron del agua y la retornaron con su familia, donde una muchedumbre miraba la escena con perplejidad.

Los dos errores de la familia Ilgin

Flotador2

Seguro que ya los tenéis claro, pero por si acaso, ya que la intención de esta entrada es, además de explicar la historia, evitar que algo así pueda volver a suceder, os comento cuáles son los dos grandes errores de la familia Ilgin.

Flotador3

Por un lado, confiaron la seguridad de su hija en un sistema de flotación cuya misión es simplemente esa, que flote. Nunca, jamás, debemos fiarnos de manguitos, flotadores, barquitas y similares porque en cualquier momento pueden volcar. Por el otro, dejaron a la niña sola en el agua. Una niña de 10 meses, sola, en el agua. Sola. En el mar. ¡Sola!

No salgo de mi asombro.

Vía y Fotos | Daily Mail
Foto principal | iStock
En Bebés y más | Peligro en la piscina: ahogamiento secundario, Recomendaciones para un baño seguro en la piscina con niños, ¿Cómo disfrutar de la piscina con los niños y sin riesgos?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio