Compartir
Publicidad

Esperando al bebé: preparativos en cuanto a la organización familiar

Esperando al bebé: preparativos en cuanto a la organización familiar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay parejas que defienden que no se puede anticipar todo lo que conlleva tener un bebé o aumentar la familia cuando ya se tienen hijos. Que no hace falta formarse con libros y recibir las sugerencias de los familiares, sino que la educación de los hijos es un acto natural que no debe ser artificializado por el entorno, ya que es una muestra de inseguridad.

En mi opinión, la decisión de tener un hijo se puede comparar metafóricamente con un viaje. Es cierto que se puede hacer "a la aventura", sin planear nada por anticipado y actuando en función de lo que vaya surgiendo, pero, es muy interesante consultar alguna guía y preguntar a los que ya han viajado por ese mismo trayecto.

Vamos a presentaros unas cuantas ideas sobre qué preparativos son interesantes en cuanto a la organización familiar cuando se está esperando a un bebé.

  • ¿Qué rítmo de vida llevamos?. Es muy importante tener el tiempo y la energía suficiente para atender al bebé con calma, margen de horarios y bien descansados. Invertir en un sueño reparador permitirá afrontar cada día con una actitud optimista y constructiva.
  • Adaptación. No es razonable pensar que la vida será igual antes que después de tener al nuevo miembro de la familia. Tampoco parece justo pensar que será el bebé el que se tenga que adaptar a la familia. Lo más equitativo es plantear que la adaptación será mútua, en parte el bebé tendrá que aceptar los horarios de la familia y la familia ceder en las necesidades del bebé.
  • Modificación de hábitos. Hay cesiones que son imprescindibles como el mantenimiento de unos horarios rutinarios de sueño, estar en casa pronto, mantener unos niveles de ruído bajos durante las siestas y por la noche o procurar mantener el orden de las actividades (alimentación, vestido, baño, juegos) para que sean predecibles por parte del bebé. Esto aportará seguridad en el día a día.

En general, pienso que fantasear sobre la llegada del bebé y preparar nuestra situación personal para atenderle con el margen suficiente para no estresarnos, es una medida facilitadora de tranquilidad, satisfacción y disfrute. Estos preparativos de la organización familiar nos permitirán acoger mejor al bebé. Terminando con la metáfora del viaje, muchos escritores de guías aseguran que el trayecto no comienza al salir de casa, sino al preparar el camino.

Foto | Flickr (Ko_an) En Bebés y más | Las madres trabajadoras y la organización del tiempo, ¿Por qué queremos ser padres?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos