Publicidad

En verano, ojo con las caídas de los niños

En verano, ojo con las caídas de los niños
5 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Es posible que en época estival nos despidamos (momentáneamente) de los resfriados, pero si algún riesgo llega con más fuerza en vacaciones ese es el de lesionarse. Por eso, ojo con las caídas de los niños en verano, ya que a mayor tiempo libre,más actividad física y más riesgo de caerse.

Esto es en cierto modo lógico, ya que es más fácil lesionarse si estamos activos que permaneciendo sentados en la silla del colegio. El verano es para las bicicletas, para las excursiones, para correr en la playa, saltar, jugar a la pelota, a las palas, hacer deportes náuticos... Y esa actividad física que nos encanta y es tan recomendable, entraña sus riesgos.

No se trata de asustar, de hecho en verano en general es cuando mejor lo pasamos y los niños están más saludables, una época propicia para el ejercicio, para comer sano, para pasar tiempo al aire libre... Pero de vez en cuando se producen estos "sustos" que nos llevan a urgencias debido sobre todo a heridas, torceduras o traumatismos.

Por eso hay que evitar en todo momento conductas temerarias (propiciadas por la "libertad" estival), no olvidar los consejos de seguridad en verano para prevenir caídas y otros accidentes y estar atentos a los pequeños en cada momento, especialmente en piscinas (ojo a los resbalones, no hay que correr), en las playas rocosas...

Si hacemos deportes náuticos, hay que seguir las normas (e informarnos antes si no lo estamos) y para otros deportes no olvidemos las medidas de seguridad (casco, protectores... para patines o bici...).

En cualquier caso, no hemos de renunciar a salir a nadar, a correr, a patinar, a ir en bicicleta... o a ir aprendiendo alguna de esas actividades en el caso de los más pequeños.

Son estos precisamente los más susceptibles a las caídas, cuando están aprendiendo a andar pero ya han superado esa etapa de ir de la mano y nosotros estamos menos atentos a sus avances. Pero hemos de prevenir el peligro, no desprotegerlos (tampoco sobreprotegerlos, hay que encontrar el equilibrio).

Pero para todos, grandes y pequeños el período de las vacaciones estivales es adecuado para proponer actividades físicas que favorezcan el desarrollo y hábitos saludables de deporte al aire libre que dejen a un lado actitudes sedentarias derivadas del tiempo de estudio o de estar pegados a las pantallas.

En definitiva, atención a las caídas de los niños en verano. Practicad todos los deportes y actividad física con seguridad y no dejéis de divertiros juntos, será un verano inolvidable pero no por tener que salir corriendo al hospital.

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Todos podemos cometer errores, este verano no bajemos la guardia con nuestros hijos, Más consejos de seguridad para un verano con niños

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios