Compartir
Publicidad
Publicidad

¿El chupete genera tranquilidad o dependencia?

¿El chupete genera tranquilidad o dependencia?
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ésta es la eterna pregunta cuando vemos un chupete: ¿generará dependencia o ayudará a tranquilizarlo?. Pues seguramente produzca los dos efectos. Ya han aparecido varios post muy completos reflexionando sobre las consecuencias de su uso en Bebés y más (los tenéis en las referencias de éste) pero me gustaría comentar algunos aspectos concretos en los que deberíamos decidir si usarlo o no.

Los límites generales de la utilización de este elemento podrían ser: no emplearlo de forma generalizada, retirarlo siempre que no sea necesario y tratar de que no se obsesione con uno en concreto (que tenga varios de diferentes formas enriquecerá la experiencia y les hará menos dependientes del objeto). Ahora pasaremos a interpretar algunas situaciones relacionadas con los chupetes.

Consuelo ante accidentes. Este es un uso frecuente que se le da al chupete, cuando ha habido una caída y se pone a llorar. Mi opinión es que las caídas o pequeños accidentes son momentos de consciencia en que el niño percibe sus limitaciones corporales y tiene que elaborar respuestas ante una situación que le genera inseguridad. A veces se mezclan en estos casos la necesidad de un consuelo emocional, con la sorpresa inesperada de haberse caído o con el susto por haber sido algo imprevisto. El chupete aquí puede ser especialmente generador de dependencia ya que esta situación se dará en muchas ocasiones y el consuelo que debe ir siendo poco a poco algo interno, depende de este elemento externo.

Otra circunstancia que me parece muy importante resaltar es el uso del chupete mientras se pasea, con el niño aparentemente tranquilo. Hace algunos meses me encontré con una amiga que me comentaba preocupada que su niño (de quince meses) sólo señalaba las cosas pero que a penas utilizaba sonidos para nombrarlas. Cuando me acerqué a verle, estaba con el chupete puesto y, precisamente, señalando un perro. El consejo obvio en esta situación es que el niño necesita experimentar sus funciones orales para emitir sonidos, pero que no podrá hacerlo con un objeto en la boca: para que se exprese verbalmente necesitará tener la boca libre...

Siguiendo lo que decía al principio, creo que el chupete es un mal menor, pero no por eso debemos interpretar que es normal y bueno: su uso debe estar supervisado por los papás y mamás para que sea el mínimo necesario y conveniente.

Imagen | Flickr (D.A.K.Photography) En Bebés y más | Cuándo se retira un chupete, Programa de 15 días para dejar el chupete, Pros y contras del uso del chupete

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos