Publicidad

Cómo utilizar de forma segura las hamacas para bebés

Cómo utilizar de forma segura las hamacas para bebés
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace un par de días os contábamos que la Comisión de Seguridad de los Productos para el Consumidor de Estados Unidos junto con la marca Fisher-Price emitieron un aviso de seguridad sobre el uso del modelo de hamaca mecedora Rock'n Play, después de que diez bebés murieran desde el año 2015 debido a que la hamaca se ha volcado.

Esto puede hacernos pensar que este tipo de productos para bebés no son seguros, pero la marca asegura que cumple con todas las normas de seguridad y recuerda la importancia de usar correctamente, tanto esta como cualquier otra hamaca para niños pequeños.

Hamacas y balancines para bebés, ¿son necesarios?

Como sucede con otros artículos de puericultura, algunos padres te dirán que ha sido un artículo que apenas han utilizado y otros que es la mejor compra que han hecho.

Las hamacas son básicamente una silla transportable con respaldo ligeramente inclinado donde colocar al bebé que todavía no se sienta solo. Algunas incluyen la función de balanceo automático, vibración e incluso melodías para favorecer el sueño del bebé.

Tienen un respaldo acolchado y cuentan con un arnés de seguridad para que el bebé esté seguro mientras puede desde allí mirar todo lo que le rodea. Tiene la ventaja de que se puede llevar a diferentes habitaciones o a sitios fuera de casa como a la terraza, el jardín o la playa. Muchos bebés duermen allí las siestas es posición totalmente inclinada o semi-inclinada, según las posiciones con las que cuente el producto.

Algunas cuentan con reductores para la cabeza y para colocar debajo cuando el bebé es todavía muy pequeñito, y para que se sienta más a gusto y evitar que queda demasiado "hundido" en la hamaca, y que se quitan a medida que crece.

Desde cuándo y hasta cuándo se pueden usar

Hamaca-Bebes

La mayoría de las hamacas son aptas para utilizar desde que nacen, ya que el bebé esta tumbado boca arriba, en una posición inclinada o semi-inclinada en la que el cuello y la espalda permanecen apoyadas sobre el respaldo.

Hay que asegurarse antes de comprarla de que efectivamente está homologada para su uso desde el nacimiento.

La mayoría de hamacas pueden utilizarse hasta los seis meses, que es cuando el bebé ya puede sentarse solito. Sin embargo, hay algunas como la Rock'n Play cuyo uso no está indicado para bebés mayores de tres meses, o hasta que son capaces de voltearse solos.

Cuando el bebé se da la vuelta por sí mismo podría caerse de la silla de no estar bien sujeto o incluso darse la vuelta con la silla y que está cayera encima del bebé.

Normas básicas de seguridad para el uso de hamacas

  • Seguir siempre al pie de la letra las instrucciones de uso del producto
  • Utilizar siempre el sistema de sujeción
  • Colocar siempre al bebé boca arriba para dormir
  • No utilizar almohadillas adicionales debajo o al costado del bebé.
  • No agregue frazadas, almohadas u otros elementos.
  • A la hora de comprarla, elige una hamaca que tenga una estructura sólida y estable
  • No coloques la hamaca en sitios altos, ni sobre superficies blandas o irregulares
  • Dejar de utilizar la hamaca según la edad de uso y peso recomendados por el fabricante.
  • No dejar nunca al bebé en una hamaca sin la supervisión de un adulto.
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir