Compartir
Publicidad

¡Cómo ha costado levantarse hoy! Algunos consejos para sobrellevar el cambio horario

¡Cómo ha costado levantarse hoy! Algunos consejos para sobrellevar el cambio horario
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No sé en las vuestras, pero en casa esta mañana ha sido durísima. Retrasar el reloj una hora nos ha dejado un lunes en el que ha costado mucho levantarse, especialmente para los niños, que son más susceptibles a los trastornos de sueño.

Seguramente habéis pasado por lo mismo esta mañana y llevará unos días volver a acomodarse, así que os daremos algunos consejos para sobrellevar el cambio horario.

Ayer domingo, el primer día del cambio horario, habéis hecho vida normal con vuestros horarios habituales. Es decir, os habéis encontrado desayunando a las 11 de la mañana, comiendo a las 4 de la tarde y cenando más tarde que cualquier otro día. Pero claro, al ser domingo no hay problema. El inconveniente es que al día siguiente había que madrugar.

Anoche los niños se habrán ido a dormir algo más tarde de lo habitual. O si se han ido a la cama a la hora de siempre, lo más probable es que hayan tardado en dormirse. Porque claro, si el niño suele dormirse a las 8,30 su cuerpo no tiene sueño a las 7,30 que era la hora real. Entonces se habrán quedado dando vueltas en la cama durante un buen rato antes de conciliar el sueño. Que cuento, que mimos, que voy al baño, que otro cuento y que "me hago pis" otra vez.

El problemón ha llegado esta mañana cuando han tenido que abrir los ojos una hora antes a lo que están acostumbrados. Si se levantan a las 8, hoy se han despertado a las 7. Normal, el cuerpo les pide una hora más de sueño. ¡Por favor, así no se puede arrancar la semana!

El cambio horario ha trastornado el ritmo vigilia-sueño de los niños, y también el de los adultos, lo mismo que sucede cuando tenemos "jet-lag". No es grave, pues en pocos días el sistema nervioso vuelve a acostumbrarse al nuevo horario que mantendremos durante unos cuantos meses.

¿Qué podemos hacer para sobrellevarlo mejor? Tenéis que intentar respetar los horarios que mantenéis durante el año para las rutinas diarias. Aunque el cuerpo no os lo pida, tenéis que procurar cenar a la hora de siempre y que los niños se vayan a la cama a su hora. Les costará más dormirse estos días, así que tened a mano una buena colección de libros para leer y mucha paciencia para relajar al niño. Lo bueno es que con los madrugones estarán más cansados y es probable que caigan rápidamente en los brazos de Morfeo. Ya veréis que en dos o tres días, a lo sumo una semana, todo vuelve a la normalidad.

Lo positivo es que, a diferencia del horario de invierno, el nuevo horario de verano nos deja días más largos que nos permiten disfrutar de más horas de luz para aprovechar al aire libre con los peques.

¿Por casa cómo andamos? ¿Cómo ha sido vuestra mañana de lunes con nuevo horario? ¿Tenéis algún truco para sobrellevarlo mejor?

En Bebés y más | ¿Afecta el cambio de hora a vuestros hijos?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio