Publicidad

Campamentos de verano: lo que debes saber si vas a apuntar a tu hijo

Campamentos de verano: lo que debes saber si vas a apuntar a tu hijo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Por fin ha finalizado el curso escolar, un curso especialmente raro y difícil para los niños, que no solo han tenido que hacer frente a una educación virtual o a distancia totalmente nueva para ellos, sino que además se han visto obligados a renunciar al contacto con los amigos.

Con la recién estrenada 'nueva normalidad', son muchos los padres que se están planteando la opción de llevar a sus hijos a un campamento de verano, ya sea como medida de conciliación o como una forma de que sus hijos recuperen la relación con los iguales, el deporte y la actividad física.

Si es tu caso, te compartimos qué aspectos debes tener en cuenta a la hora de apuntar a tu hijo a un campamento este verano, para que su experiencia sea segura, además de divertida.

El protocolo depende de cada comunidad autónoma

Hace un mes, el Instituto de la Juventud (Injuve) -dependiente del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030- y un equipo técnico del Ministerio de Sanidad, elaboraron un protocolo de actuación para la reapertura de los campamentos en Fase 3.

Es decir, existen 17 legislaciones diferentes que regulan cómo deben ser los campamentos de verano en cada territorio.

Sin embargo, y a pesar de los intentos del Colectivo Nacional de Campamentos de Verano por crear un protocolo único para regular la seguridad de este tipo de actividades con la llegada de la 'nueva normalidad', lo cierto es que en la actualidad las normativas higiénico-sanitarias para la prevención del COVID dependen de cada comunidad autónoma.

En este sentido, es recomendable que consultes la consejerías de Educación, Juventud y Deportes o Salud de la comunidad en la que residas, pues ahí encontrarás normas más claras y específicas en lo relativo a la apertura y funcionamiento de los campamentos de verano, con o sin pernocta.

¿Distanciamiento social o grupos burbuja?

grupo de niños

El tema del distanciamiento físico ha sido especialmente cuestionado cuando hablamos de niños. El Ministerio de Sanidad recomienda mantener una distancia interpersonal de al menos un metro y medio, pero llevar esta medida a la práctica en el caso de los más pequeños no solo puede resultar complicado, sino perjudicial para su desarrollo emocional.

Es por ello que los expertos recomiendan trabajar en 'grupos burbuja'; es decir, llevar a cabo todas las actividades, convivir y dormir (en el caso de campamentos con pernocta) con el mismo grupo de niños y monitor. Este grupo estará compuesto por un número bajo de personas, de manera que no solo se facilite su manejo y control, sino que permita aislar rápidamente a sus miembros en caso de presentarse algún positivo.

Uso de mascarillas

mascarillas

Otro aspecto fundamental a tener en cuenta es cómo controla el campamento el uso de mascarillas en los niños: ¿es obligatorio siempre?, ¿lo es únicamente en determinados escenarios?, ¿a partir de qué edad?

En caso de que los niños deban llevar mascarilla, los padres tienen que saber qué medidas adoptarán desde la organización para asegurar su correcto uso (supervisión por parte de los monitores, obligación de cambiar la mascarilla al cabo de las horas recomendadas...).

En este sentido, es aconsejable que el niño lleve siempre en su mochila dos o tres mascarillas higiénicas de recambio, y enseñarle a ponérsela, retirarla y desecharla con seguridad

Protocolo de limpieza e higiene

geles

Las medidas de higiene y limpieza son fundamentales a la hora de prevenir el contagio por coronavirus. Los padres hemos trabajado con los niños durante todo este tiempo cómo deben lavarse las manos y cada cuánto tiempo hacerlo, pero es importante que desde el campamento también se fomente este hábito y no se deje al criterio del niño, especialmente si hablamos de los más pequeños.

Así pues, conviene saber qué medidas llevan a cabo para incentivar/recordar el lavado de manos, cada cuánto tiempo lo hacen, si este está supervisado por monitores -especialmente en el caso de los niños más pequeños-, cómo se lleva a cabo esa higiene (¿agua y jabón? ¿geles de hidroalcohol? ¿ambos sistemas?), cómo se asegura la higiene en el caso de actividades al aire libre (por ejemplo, tirolinas, rocódromos, prácticas deportivas...)...

Los padres también deben conocer cómo se realiza la limpieza y desinfección de las instalaciones, cada cuánto tiempo se limpia, cómo se procede con la desinfección de instalaciones de uso continuo (por ejemplo, cuartos de baño, fuentes de agua, vestuarios, comedores...), cómo se lleva a cabo la higiene de las habitaciones o tiendas de campaña...

En definitiva, los campamentos deben abordar este tema de manera prioritaria, y aportar información clara y detalla a las familias.

¿Qué tipo de actividades se realizan?

actividades

En los últimos años, la oferta de campamentos de verano se ha multiplicado tanto que hoy en día es posible encontrar campamentos de (casi) cualquier temática: magia e ilusionismo, cine, robótica, circo, cocina, deportivos, gestión emocional... Seguro que es fácil encontrar el que mejor se adapta a los gustos e intereses de tu hijo.

Pero debido a la situación que nos ha dejado el COVID, a la hora de elegir campamento este verano es recomendable que no solo tengas en cuenta su temática, sino sobre todo el porcentaje de actividades que se realizan al aire libre frente a aquellas que se desarrollan en entornos cerrados, pues los expertos aseguran que el riesgo de contagio se minimiza en exteriores.

Pero el hecho de que las actividades se desarrollen en exteriores no lo es todo para evitar el contagio. En este sentido, es importante conocer también el protocolo higiénico-sanitario bajo el que se rigen estas actividades, así como otras medidas anti-COVID que garanticen la seguridad del niño.

En los casos de campamentos que cuenten con piscina o zona de baño también debemos conocer previamente cómo se llevarán a cabo las actividades o momentos de ocio acuáticos (horarios/turnos, aforos, medidas de desinfección, distancia de seguridad...), así como advertir a nuestro hijo que no debe compartir material de piscina con otros compañeros.

Sobre los desplazamientos en autobús

autobus escolar

Son muchos los campamentos que realizan excursiones fuera de su recinto para que los niños pasen el día haciendo otro tipo de actividades (por ejemplo, visitando un museo, bañándose en una piscina natural, haciendo una ruta de senderismo, visitando un parque zoológico...). En estos casos, se recurre a la contratación de un servicio de autobuses para llevar y traer a los niños.

A la hora de elegir campamento para tu hijo es importante preguntar previamente si se van a llevar a cabo este tipo de actividades, y en caso afirmativo, qué medidas se van a tomar para garantizar la seguridad de los niños. Estas medidas deben incluir, además, un protocolo para hacer un uso seguro y correcto del transporte escolar.

Servicio de comedor

Si el campamento al que vas a apuntar a tu hijo tiene servicio de comedor, debes saber cómo funciona y qué medidas higiénico-sanitarias se aplican para evitar contagios. En este sentido, es recomendable preguntar si se trata de un autoservicio o no, cuál es el aforo máximo permitido, si existen turnos de comida, cómo se distribuye a los niños en las mesas, qué protocolos de limpieza se llevan a cabo, si existe la posibilidad de llevar tupper o comida de casa...

De igual modo, es fundamental que el niño entienda que no puede compartir sus utensilios (platos, cubiertos, bandejas, vasos, cantimploras...) con otros compañeros, y que la higiene de manos antes y después de comer es imprescindible.

Protocolo sanitario y de aislamiento en caso de sospecha

Ya ya por último, otro aspecto que deben conocer los padres es el modo de actuar de la organización del campamento si se detecta algún caso sospechoso durante el trascurso de las actividades, -tanto en monitores y coordinadores, como en niños-.

También es recomendable conocer si el campamento trabaja en coordinación con algún centro de salud u hospital, si cuenta entre su plantilla con la figura de un enfermero o enfermera, o si los monitores llevan un registro de la temperatura de los niños antes de comenzar la jornada.

No obstante, y al margen de las medidas sanitarias que tome la organización del campamento, los padres deben tener siempre muy presente no mandar al niño al campamento si comienza con fiebre o síntomas compatibles con COVID, así como si ha estado en contacto con un positivo confirmado o sospechoso en los últimos 14 días.

Los campamentos de verano son una opción fantástica para los niños, y muy especialmente este año. En ellos podrán volver a encontrarse con viejos amigos o conocer nuevas amistades, hacer deporte, divertirse y desconectar de todo lo vivido durante los últimos meses

Y aunque no cabe duda de que las empresas organizadoras cumplirán con todas las medidas higiénico-sanitarias para prevenir el contagio de COVID, es importante que los padres estemos bien informados antes de elegir el mejor campamento para nuestros hijos.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Las mascarillas infantiles más bonitas para niños y niñas con estilo: dónde comprarlas, Campamentos de verano fuera de casa: cinco claves para que niños y padres disfruten de la experiencia, Campamentos de verano cuando tu hijo es alérgico: consejos a tener en cuenta

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios