Compartir
Publicidad
Publicidad

Muñecas Bratz: qué valores transmiten y por qué han triunfado según un psicoanalista

Muñecas Bratz: qué valores transmiten y por qué han triunfado según un psicoanalista
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Confieso que me parece una muñeca poco atractiva. Como niña que creció con el tierno Nenuco, la decente Nancy y los adorables Barriguitas, la Bratz me parece salida de una peli de Tarantino.

Y no soy la única. Esta muñeca fue diseñada en el 2001 por Carter Bryant para MGA Entertainment y al presidente de la compañía le pareció horripilante, pero a su hija de 11 años le encantó. Con muy buen olfato empresarial decidió producirla, y triunfó.

Tras 50 años de reinado, la Barbie cedió el trono a las Bratz. Ninguna de las dos son modelos adecuados para las mujeres, pero aunque anoréxica, la Barbie es proporcionada. En cambio la Bratz tiene una cabeza enorme, cuerpo muy delgado, labios extra-siliconados, piercings, exceso de maquillaje y viste siempre como una lolita.

Luego nos preguntaremos por qué España es el primer país europeo en prótesis de silicona, pero dime con quien juegas y ...

¿Qué valores representan las Bratz? Para empezar, no son hijas a quien cuidar (porque las niñas más mayorcitas ya no juegan a mamás) ni son mujeres adultas aspiracionales como las Barbies, sino que las Bratz son como hermanas mayores con tarjeta de crédito ilimitada, el descaro sexual de Paris Hilton (un mal ejemplo para la infancia) y hedonismo extremo.

Según un psicoanalista, el éxito de una muñeca tan sexualizada tiene que ver con la época en que vivimos donde rige el modelo de la adolescente contestataria. Las niñas no quieren madurar, trabajar, ser madres, sino prolongar la adolescencia.

Es decir, si con la generación de la Nancy y Barbies los jóvenes españoles se independizan siendo treintañeros ¿qué ocurrirá con la generación Bratz?

Y ahora en serio. Las Bratz representan un modelo de mujer exuberante, hueca y consumista muy acorde con nuestra sociedad del tener y no del ser. El problema es que la TV y revistas femeninas apoyan estos mensajes de algunas muñecas. Y Eva ya nos advertía también de modelos sexistas en los juguetes.

Pero para eso estamos los padres, para transmitir valores y guiar la personalidad de los hijos para que desarrollen aspectos emocionales y creativos sanos.

En fin, los niños ya nos han dicho claramente en este fantástico vídeo que no quieren ser como nosotros y no les podemos reprochar mucho.

¡El problema es que quieran ser algo todavía peor¡

Vía | Cosecha propia y revista impresa Mujer de Hoy En Bebés y más | La mala educación de las revistas infantiles En Bebés y más | Pipi Calzaslargas ¿un mal ejemplo para los niños? En Bebés y más | Barbie Girls, muñercas interactivas por internet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos