Publicidad

Carritos de bebé y cunas de segunda mano, y otras buenas ideas para ahorrar dinero al comprar artículos para el recién nacido

Carritos de bebé y cunas de segunda mano, y otras buenas ideas para ahorrar dinero al comprar artículos para el recién nacido
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), octubre es el mes del año con más nacimientos en España (32.849 en 2018) y también los días en los que se compran más artículos de puericultura de segunda mano.

Así lo asegura un análisis realizado por el portal Milanuncios, que señala a los carritos de paseo y a las cunas como los productos estrella más buscados por los padres en el mercado de usados.

Son una opción válida para ahorrar mucho dinero al comprar los artículos de puericultura que necesita el recién nacido.

De diseño, mucho más barato y como nuevo

Los datos del INE del mes de octubre de 2018, hablan de 32.849 nacimientos, la cifra más alta de bebés en todo el año.

Además, Save The Children señala que tener hijos en España supone un gasto de 480 euros al mes, desde el nacimiento hasta los tres años. Por eso, el mercado de segunda mano puede suponer una ayuda importante para esos padres que necesiten hacerse con un carrito, una trona o una cuna.

Por ejemplo, aunque se pueden encontrar cochecitos nuevos en torno a los 200 euros, el precio medio es bastante superior y los modelos más populares rondan los 1.000 euros, llegando incluso a alcanzar los 3.000 euros los modelos más caros.

Sin embargo, en el mercado de segunda mano, su precio se sitúa en 169,43 euros de media. En cuanto a las cunas y las sillitas de coche, tienen un precio medio de 91,96 euros y 66,25 euros de media, respectivamente.

De ahí que el mes de mayor natalidad, sea precisamente también el periodo en el que se ponen a la venta más productos de bebé de segunda mano, según el análisis de la plataforma de anuncios entre particulares.

Concretamente, el mercado de productos para bebés de segunda mano ha movido en el último año más de 21 millones de euros (21.575.337 euros) y se han puesto a la venta un total de 254.363 productos en el último año.

Según el valor de mercado, las categorías más populares son los coches y sillas de paseo (con un volumen de mercado de 11.532.325 euros) en primer lugar, seguida de las cunas (2.717.615 euros), accesorios para bebé (2.140.585 euros) y sillita para coche (1.319.606 euros).

Otros artículos que se pueden encontrar en la plataforma son la ropa para niño (1.015.498 euros), juguetes para bebés (784.110 euros) y tronas (523.191 euros).

Ventajas de comprar artículos de segunda mano

En Suiza o Reino Unido, por ejemplo, el mercado de segunda mano es muy activo y puedes encontrar mercadillos casi en cualquier esquina. Todos compran y venden todo. Quizás porque hay más cultura de vivir de alquiler y no cargar con cosas que no se usan al mudarse de casa. Además, de paso, se recupera algo de dinero.

Sin embargo, en España seguimos siendo algo reacios a la compra-venta y no es habitual encontrar mercadillos al uso como en otros países europeos, aunque el despegue de apps y páginas han facilitado que nos vayamos animando a vender las cosas que ya no usamos y a comprar por el mismo medio.

Eso sí, aún parece que nos resistimos con los artículos para bebés. Aún pesa como una losa la idea de que nuestro bebé se merece lo mejor, y eso implica que sea nuevo y, si es muy caro, mejor. No vamos a negar que un recién nacido necesita muchas cosas, pero como comprobamos luego los padres sobre la marcha, muchos de ellos no son tan imprescindibles y algunos ni siquiera llegamos a utilizarlos.

Entonces, por qué no pensar en la opción de adquirir solo que necesitamos y de segunda mano. Entre sus ventajas:

  • Por menos dinero puedes tener cosas de igual o mejor calidad.

  • Solo lo vas a usar unos meses antes de tener que cambiarlo así que un precio bajo te asegura que lo vas a amortizar.

  • Será más sencillo revenderlo, porque no te importará poner un precio bajo.

  • Si compras algo que no usas, te desharás de ello muy rápido. Con las cosas nuevas nos lo pensamos y repensamos antes de decirlas adiós.

  • No tendrás la casa llena de cosas de bebé porque a las cosas de segunda mano no le tenemos el apego que a las cosas nuevas.

  • Te lo pensarás muy bien antes de comprar porque no tienes garantía y, normalmente, no se puede devolver.

¿Qué artículos de bebé se pueden comprar de segunda mano?

Cuna

Pues casi todo, excepto las sillas de coche porque deben cambiarse siempre tras un accidente y, si la compras usada, no sabes si lo ha sufrido o no.

Tampoco los colchones de cuna, porque no se pueden lavar. Pero su precio no es muy alto si lo comparamos con los artículos de puericultura principales, así que 'te puedes permitir el lujo'.

  • Cuna y minicuna. ¿Te has parado a pensar el uso que se le da a un moisés o minicuna? Pues no más de seis meses, porque el recién nacido crece muy deprisa y enseguida no entra.

Y hay que pasar entonces a la cuna grande, que puede ser útil si no se convierte en cama unos dos años. ¿No será mejor gastar menos en su adquisición (si nadie te la presta, que es aún una mejor opción) y después invertir el dinero ahorrado en adquirir una cama donde va a dormir muchos años más?

  • Cuna de viaje. Por experiencia te digo que por mucho trote que la des, se queda casi nueva, porque tampoco son tantos los viajes que se hacen con un niño pequeño lejos del pueblo, la casa de la playa o a la de los abuelos. Y, cuando llega ese momento, la cuna de viaje se queda montada durante muchos días.

  • Silla y cochecito de paseo. Si está en buenas condiciones de mantenimiento, puedes ahorrarte hasta un 70 por ciento de su precio original. Esta cifra es así de sustanciosa en caso de necesitar uno gemelar o doble para dos hermanos muy seguidos en edades. Los precios se disparan cuando más necesitas ajustar la inversión, porque necesitas los mismos artículos multiplicados por dos.

El mercado de segunda mano también es una buena alternativa para adquirir esa ligera y compacta silla de paraguas que solo vas a usar para la escuela infantil, donde te exigen que ocupe lo mínimo para dejarla aparcada... O simplemente, para tener una en casa de los abuelos. Puedes necesitar una más pequeña o para tener en casa de los abuelos.

  • Trona. Suelen ser muy resistentes a las manchas, al uso intensivo y fáciles de limpiar, porque los niños van a ensuciarla mucho. Así que un simple lavado de cara, con un buen enjabonado y un programa caliente de lavadora, suele ser suficiente para disfrutar de una trona como nueva.

Te aconsejo además que si no viajas mucho, compres la trona de viaje usada. En mi caso, por no ir cargando con ella, la utilicé tres veces y, casi siempre, en las vacaciones. Además, como no tienes que montarla y desmontarla a diario, duran mucho como nuevas.

  • Ropa. Especialmente la de las tallas más pequeñas: abrigos, monos y buzos de invierno, que son las prendas más caras. Además, son también las que ocupan más espacio, así que cuando le queden pequeñas, se pueden revender y recuperar parte del dinero invertido.

Piensa que las usan cuando van en sillita, así que apenas las ensucian ni estropean, porque no comen, ni corren, ni gatean ni juegan con ellas. Lo que no es muy recomendable es comprar el calzado, sobre todo cuando ya empiezan a andar, ya que la pisada de cada niño es diferente y puede dañar los pies o dificultar sus primeros pasos.

  • Libros. Nunca tenemos suficientes y podemos encontrar todo tipo de libros para niños con ilustraciones preciosas.

  • Juguetes. No soy muy amiga de los peluches en general así que tampoco de los usados, porque suelen acumular mucho polvo y, cuando los lavas, se quedan apelmazados. Pero tengo amigas que los han metido a la lavadora y aseguran que les han quedado genial.

Pero sí, el resto de ellos. Personalmente, reutilicé todos los juguetes de bebé de mi hija mayor para su hermano: el móvil de la cuna, el perrito de canciones, la manta de actividades, el cubo para encajar figuras geométricas... Y llegaron como nuevos para mi sobrina, a pesar del uso.

Pero la lista de opciones de 'reuso' para el bebé es aún mucho más extensa: muebles cambiadores, bañeras, humidificadores, vigilabebés... ¿Alguna idea más?

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Siete consejos de seguridad para evitar accidentes en la trona, Trucos de madre que te ayudarán a ahorrar al comprar ropa para el bebé

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir