Compartir
Publicidad
Análisis del nuevo Bugaboo Fox: diseño, ligereza y versatilidad
Para bebés y niños

Análisis del nuevo Bugaboo Fox: diseño, ligereza y versatilidad

Publicidad
Publicidad

Tenía ganas de probar a fondo el nuevo Bugaboo Fox. Es una marca que estuvimos valorando en casa al comprar el nuestro -al final optamos por algo más económico- pero me quedé con las ganas de probarlo más allá de trastear con ellos en la tienda o empujar el de algún amigo.

Así que, con motivo del lanzamiento, he tenido la oportunidad de analizar a fondo una unidad de prueba durante las últimas tres semanas.

Un diseño que enamora por su sencillez

Con los cochecitos de bebé ocurre como con los coches grandes. El aspecto exterior no es algo que debería importarnos tanto frente a otras características más estrictamente ligadas con la funcionalidad, pero la realidad es que es algo que sí que pesa a la hora de decidirnos por uno u otro modelo, y el Bugaboo Fox destaca por un diseño que enamora por su sencillez.

Bugaboo 6 Si lo comparamos con otros cochecitos, se puede apreciar la sencillez y elegancia del diseño, así como el menor número de piezas y elementos

Podrías dibujar este cochecito con unas pocas líneas, y eso transmite elegancia y ligereza visual, pero también tiene otras implicaciones positivas, como un menor número de piezas y elementos que se pueden estropear y, también una cesta inferior de gran capacidad (10 litros).

A este gusto por el diseño minimalista se une una sabia elección de la paleta cromática (en mi caso, gris y blanco es una combinación ganadora con un toque retro) y el uso de materiales nobles en algunos detalles, como la madera en las ruedas o el cuero en el manillar, aunque en mi opinión esto es algo prescindible.

Ligereza y agilidad para un manejo más cómodo

Bugaboo 4

Dejando el diseño a un lado, otro aspecto reseñable del nuevo Bugaboo Fox es su ligereza. El peso del conjunto del chasis con la silla no llega a los 10 kilos, dos kilos menos de lo que pesa el mío.

Eso es algo que se nota especialmente cuando tienes que subirlo y bajarlo por las escaleras o cargarlo en el coche, pero también durante la marcha. Este es un cochecito que destaca por su agilidad, pudiendo girar sobre sí mismo en cualquier momento, ideal para callejear y maniobrar en rellanos estrechos y ascensores imposibles.

Versatilidad para adaptarse a cada situación

Una de las cosas que más me atrajeron de Bugaboo desde el principio es la importancia que le dan a la versatilidad en sus diseños, y el Bugaboo Fox no iba a ser menos. Aunque como nuestra bebé aún tiene solo tres meses hemos usado básicamente el capazo, la silla tiene tres inclinaciones y se puede colocar hacia delante y hacia detrás, ofreciendo un total de seis posiciones diferentes.

Si añadimos las diversas posiciones de la capota, o el accesorio adicional para la lluvia -que es súper rápido de colocar y además se pliega sobre sí mismo en una cómoda bolsa- además se pliega sobre sí mismo es sencillo encontrar la combinación que mejor se adapte a cada situación.

Eso sí, aquí querría hacer un inciso sobre dos aspectos que no me convencieron del todo. Por un lado, el mecanismo de la capota no funcionaba todo lo suave que uno esperaría: a veces se quedaba como enganchado y había que hacer más fuerza de la esperable. Por otro lado, aunque la capota en ese blanco roto es preciosa, no la recomendaría para lugares con mucho sol, pues deja pasar demasiada luz y, al menos a nuestra bebé, no le ha entusiasmado.

Un plegado compacto, pero mejorable

Llegamos ahora a un punto que creo que muchos consideramos crucial: el plegado. Aquí el Bugaboo Fox ofrece una de cal y una de arena, pues ofrece un plegado extremadamente compacto (66x54x19cm desmontado, 46x60x88cm plegado en una sola pieza) que permite llevarlo en el maletero del coche cómodamente -incluso el capazo se pliega hasta quedar plano-, pero a cambio el proceso es menos intuitivo y rápido que en otros cochecitos.

Sí que me gustaría destacar que me encanta el sistema mediante el que se encaja la silla o el capazo en el chasis; firme, rápido y fácil de poner y quitar. Sin embargo, en el resto del proceso, las piezas y mecanismos que intervienen no me han dado la misma sensación de calidad. Pero sobre todo es que el plegado es poco intuitivo, tras dos semanas de uso y decenas de plegados, aún tenía que concentrarme al hacerlo.

Bugaboo 7

Una suspensión demasiado rígida

Bugaboo describe su nuevo Fox como "el paseo más suave y estable, sea cual sea la superficie" gracias a su "avanzado sistema de suspensión en todas las ruedas", pero mi sensación es que la suspensión es demasiado rígida.

Es algo que se percibe en determinadas superficies o con algunos pequeños baches, tampoco creáis que es que te agita al bebé como en una coctelera. Simplemente notas más la vibración o el golpe que en otros cochecitos que he probado o en el que uso normalmente.

Detalles muy cuidados

Bugaboo 2

Otro aspecto que me gustaría destacar del Bugaboo Fox es el cuidado de los detalles de todas las piezas. Pequeñas tonterías que se agradecen en el día a día o que redundan en un diseño más redondo, aunque en algún caso concreto no siempre sea cómodo.

Por ejemplo, la cremallera de la tela que cubre el capazo está oculta a la vista, lo cual queda muy bonito, pero la hace más incómoda de usar. También me encanta la manera que se extiende el manillar, elegante y sencilla, aunque al siempre en diagonal, eso implique que no se pueda colgar una bolsa cualquiera o esos ganchos para llevar bolsas de la compra. Es cierto que Bugaboo ofrece la suya propia, con un sistema de enganche exquisitamente diseñado, pero son pequeños peajes que hay que pagar en pos de un diseño elegante en su sencillez.

Precio y disponibilidad del Bugaboo Fox

El Bugaboo Fox está disponible en España desde el 1 de marzo de 2018 a partir 1.149 euros, un precio que le sitúa en la gama alta dentro de los diferentes modelos de Bugaboo, y acorde con el diseño y los acabados que presenta. Obviamente, hay otras opciones más económicas en el mercado cuya funcionalidad estará pareja con el Bugaboo Fox e incluso que destaquen por encima de este en determinados aspectos, pero con un diseño no tan cuidado.

Más información | Bugaboo Fox

En Bebés y más | ¿En busca de un cochecito compacto?: probamos el Bugaboo Bee 3, Bugaboo Donkey, análisis en vídeo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos