Compartir
Publicidad

Bugaboo Donkey, análisis en vídeo

Bugaboo Donkey, análisis en vídeo
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

{{blip:AYLI_0IC}}

Hace dos meses os mostramos un análisis de la trona BabyBjörn por ser diferente al resto y hoy hemos querido hacer lo mismo con un cochecito que muestra un concepto muy novedoso: el Bugaboo Donkey. Es un coche que podría considerarse como “convertible” y que la marca denomina como “Mono-Dúo-Mono”, porque tiene la capacidad de estar destinado a un solo niño o a dos, si tenemos gemelos o si tenemos dos hijos. Personalmente no conocía el cochecito cuando lo vi por primera y confieso que me dejó muy sorprendido por las posibilidades que ofrece. Por ser Bugaboo y por ser un coche especial hemos decidido analizar en Bebés y más el Bugaboo Donkey. Vamos a conocerlo un poco más:

Bugaboo Donkey Mono

Esta es la versión inicial del cochecito, pensada para un solo niño. A un lado de la estructura del cochecito podemos poner la sillita del niño o el capazo, quedando al otro lado espacio para una cesta en la que podemos llevar cositas del bebé o bolsas de la compra. Esta cesta puede albergar lo que queramos, siempre que no pese más de 5 kg.

Esto, sumado a la típica cesta que encontramos debajo del cochecito, entre las ruedas, hace que tengamos en total 15 kg para cargar cuanto queramos, que no es poco. La cesta inferior es muy accesible tanto por delante como por detrás, algo de agradecer para los padres, que en según qué cochecitos tenemos problemas para meter según qué cosas, simplemente porque no entran por el espacio que queda entre la cesta y la estructura.

Sillita reversible

La sillita del bebé o el capazo son reversibles, pudiendo ir en ambas direcciones de la marcha. El capazo no tiene sentido girarlo porque de ese modo no veremos al bebé pero la sillita sí, porque hay niños que en algunos momentos quieren vernos a nosotros y que en otros momentos prefieren ver mundo.

Todoterreno y fácil manejo

Me ha gustado mucho la manejabilidad del cochecito. Lleva un manillar único (unido), que hace que lo puedas llevar con una sola mano, algo muy práctico cuando tienes dos hijos y a uno hay que darle la manita, por ejemplo.

De hecho, todo el cochecito está pensado para poder ser manejado con una sola mano en caso de necesidad: el freno está en el pie y los botones tienen memoria. Así, cuando es necesario pulsar dos botones para hacer algo no es necesario presionar ambos a la vez, sino que puede pulsarse uno con una mano para luego pulsar otro con la misma mano (al tener memoria queda pulsado el primero).

Las ruedas son grandes e inflables, haciendo que amortigüen más las sinuosidades del terreno y que se lleve más cómodamente.

Dimensiones

Aunque parece muy ancho mide 60 cm de ancho, que es lo mismo que mide el Bugaboo Cameleon en las partes más anchas. Como el Donkey llega a esos 60 cm en más zonas parece realmente más ancho e impracticable, pero no lo es realmente.

Sin embargo sí es cierto que a la hora de llevarlo tienes la sensación de que llevas un coche más grande de lo que quisieras y da la sensación de que sobra espacio: si piensas en la habitabilidad del bebé el cochecito podría ser mucho más delgado si no tuviera la cesta lateral.

Sin embargo este cochecito no está pensando para padres con un solo hijo que no tengan pensado tener más, sino para aquellos que tienen pensado tener otro en un breve espacio de tiempo o para los que directamente van a tener mellizos o gemelos.

Esto es lo que hace que, en caso de tener un solo hijo, pienses que “vale, me parece grande, pero cuando venga el nuevo bebé vendrá lo bueno” (y todo esto diciendo, de nuevo, que no es más ancho que el Cameleon).

Bugaboo Donkey Dúo

Bugaboo Donkey Dúo

Con tan sólo 4 movimientos podemos convertir un cochecito para un solo niño en un cochecito doble. Sacamos la cesta lateral, ensanchamos la estructura y obtenemos espacio para poner una segunda silla o un capazo.

De este modo podremos llevar dos niños de diferente edad en un mismo cochecito pudiendo verlos a ambos y hablar con ambos a la vez.

En el modo Dúo el cochecito pasa a medir 74 cm, una medida muy contenida para tratarse de dos bebés, que lo hace el cochecito doble más delgado dentro de la gama de cochecitos de lujo.

Bugaboo Donkey Twin

Bugaboo Donkey Twin

Es el mismo que el Dúo, pero pensado para dos bebés gemelos, por lo que lleva dos capazos. En este modo, lógicamente, perdemos la cesta lateral con respecto al Mono para ensancharlo y dar cabida al segundo capazo. Si en algún momento vamos a llevar a un sólo niño, podemos quitar uno de los capazos o sillas y hacerlo de una plaza, haciéndolo más cómodo de llevar. Esto es algo que los cochecitos dobles no pueden hacer.

Poco amigo de los coches

Bugaboo no tiene sillita para el coche, por lo que no es posible comprar el típico elemento que sirve tanto para llevar en el coche al niño como para hacer de cochecito. Sin embargo sí pueden comprarse adaptadores que se pueden acoplar a la estructura del Donkey para colocar las sillitas (que todos conocemos como “maxi-cosi”), de algunas marcas.

Precio del Bugaboo Donkey

Se trata de un cochecito Bugaboo, que es una marca que cuida mucho sus diseños y que está pensado para un público bastante selecto. Dicho de otro modo: es un cochecito de lujo. Por esta razón el Bugaboo Donkey Mono cuesta 1.089 euros, el Donkey Dúo 1.339 euros y el Donkey Twin 1.489 euros.

Resumiendo

Nos ha gustado el diseño del cochecito, su exclusividad, la facilidad de manejo y la posibilidad de utilizarlo con un solo niño o con dos. La gracia del cochecito es precisamente esa, que puedes tenerlo cuando tienes un hijo y que puedes seguir usándolo cuando tienes el segundo para los dos, sin necesidad de comprar un segundo cochecito.

Ahora bien, entre uno y otro no puede pasar mucho tiempo, porque la sillita no es demasiado grande y un niño de dos años y medio quizás vaya un poco justo (mi hijo Aran tiene esa edad, pero él es chiquitín y delgado y aunque en la sillita cabe bien se podría decir que en pocos meses ya no cabrá).

No nos ha gustado que no haya posibilidad de comprar una sillita para el coche de Bugaboo, con los mismos colores y estilo que el resto de elementos (sillita y capazo), porque eso supone tener que comprar uno de otra marca sólo para el coche y un adaptador si además queremos poder llevarlo en la estructura del cochecito (dos si tenemos gemelos).

Tampoco nos ha gustado demasiado el plegado para guardarlo en el coche, aunque es lógico que no sea maravilloso porque es un cochecito convertible cuyo ancho no puede ser menor de 60 (por eso mismo, porque dentro de los 60 están los 14 cm que gana al ensancharlo). Al no poder plegarse a lo ancho sólo puede variar a lo alto y tampoco lo hace mucho, por lo que queda bastante grande, no dejando demasiado espacio en el maletero para nada más. Si tienes dos hijos no pasa nada, lo lógico es que suceda esto, pero si sólo tienes uno la cosa cambia porque se compara con otros cochecitos simples, algo que no es del todo justo, porque el Donkey es un simple que en el futuro, cuando tienes un segundo hijo, es doble.

Premios Delta 2011

Bugaboo Donkey gana el Premios Delta 2011

El Bugaboo Donkey ganó la semana pasada el premio Delta de Plata, un reconocimiento al diseño del cochecito y al buen hacer de la compañía, que lleva años estudiando las necesidades de las familias para responder con sus productos.

Ver vídeo | En Youtube Más información | Bugaboo En Bebés y más | Nuevo Bugaboo Donkey: el carrito que se viene de Bugaboo, Asiento para el hermano mayor en la silla Bugaboo, Nuevos colores para las capotas Bugaboo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos