Compartir
Publicidad

"Existe una gran carencia de información sobre las pérdidas gestacionales": entrevista a la psicóloga Mónica Álvarez

"Existe una gran carencia de información sobre las pérdidas gestacionales": entrevista a la psicóloga Mónica Álvarez
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado vienes se presentaba en Madrid el libro "Las voces olvidadas" que ya os recomendamos recientemente. Su lectura me ha impactado y he querido entrevistar a una de sus autoras, la psicóloga Mónica Álvarez, para conocer mejor las razones que les llevaron a escribirlo.

¿Como os conocisteis las autoras?

Todas somos socias de El parto es nuestro, asociación en la que llevamos unos cuantos años. Hace casi 8 M. Àngels Claramunt y yo fundamos el foro Superando un aborto, comunidad online para padres y madres que han sufrido algún tipo de pérdida en el embarazo o en el periodo perinatal. Después se nos unió Cristina Silvente que durante años ha sido cómplice de los conocimientos que íbamos adquiriendo a través de las madres del foro. Por último, el año pasado “fichamos” a la Doctora Laura G. Carrascosa, que llevaba también tiempo investigando por su cuenta y cuya conocimiento científico nos ha sido fundamental para corroborar lo que empíricamente llevábamos tanto tiempo viendo.

¿Este libro viene a llenar un hueco?

Existe una carencia grande de información respecto al tema de las pérdidas en nuestra sociedad.

Hasta hace muy poco no había interés, las pérdidas en el embarazo eran un tabú. Parecía que si no hablábamos sobre ello era más probable que no sucediera. Pero la realidad no es así, la realidad es que las pérdidas son algo cotidiano, que ocurre, desgraciadamente, en la vida de muchas personas.

Ahora mismo, hemos pasado de un desinterés general a una necesidad real en la sociedad por saber, conocer, informarse sobre qué sucede cuando ocurre un aborto, cuál es la mejor manera de tratarlo (física y emocionalmente), qué hay que hacer para superar el trance de la mejor manera posible y aprovechar para crecer, evolucionar y reinventarse a uno mismo.

Igualmente, las personas que no han pasado por una pérdida gestacional temprana (igualmente si se trata de una pérdida perinatal) quieren aprender para ayudar a las personas que les rodean en caso de pasarlo y no incurrir en los errores que se han cometido hasta el momento, con las frases típicas que se dicen con toda la buena intención del mundo, pero que hacen tanto daño a quienes las reciben.

Toda esta información tan necesaria para la persona de a pie, para los profesionales sanitarios, para los profesionales que se dedican a la salud mental y al acompañamiento emocional (psicólogos, terapeutas, psiquiatras, doulas…) se encuentra reunida en este libro, una verdadera joya para este momento de evolución psicoemocional y espiritual en el que se encuentra nuestra sociedad.

¿Cómo se os ocurrió escribir sobre esta temática?

Tras cerrar el manuscrito de “La cuna vacía” éramos conscientes de todos los temas que se quedaban en el tintero. De hecho, para escribir todo lo que querríamos decir necesitaríamos hacer una enciclopedia en ocho tomos, y aún nos dejaríamos información.

Incluso, desde que cerramos el manuscrito de “Las voces olvidadas” han surgido nuevas preguntas y alguna ya la hemos podido responder, así que tenemos ya material para seguir escribiendo, si se presenta la ocasión.

¿Es un tema del que no se hablará nunca bastante?

En el foro Superando un aborto, las madres que siguen entrando todos los días y ponen en común sus vivencias, sus dolores profundos es un pozo mágico que nos inspira todos los días y del que seguimos aprendiendo. Ahora además no es el único lugar en el que se puede aprender.

Las consultas de los psicólogos perinatales cada vez se ven más llenas de madres y padres que pasaron por una pérdida y piden ayuda para solucionar ese capítulo de su vida y seguir adelante.

¿Eso es nuevo?

Esto es muy bueno; hace sólo un par de años esto no ocurría. La mujer se quedaba sola con su dolor en su casa porque en muchos casos ni siquiera su marido la comprendía.

Hace casi dos años decidimos comenzar a darle forma a este proyecto porque observábamos con ilusión que ya las muertes perinatales eran tenidas en cuenta y se le daba la importancia necesaria al hecho de cuidar a los padres en el hospital, y de hecho, cada vez en más hospitales se van implementando protocolos de atención a la muerte perinatal.

¿Tanto está cambiando la sensibilidad hacia este tema?

Incluso desde el Ministerio de Sanidad se pidió una colaboración entre varias asociaciones (El parto es nuestro y Uma Manita, participando nosotras también como socias de la primera) para editar la 1ª Guía de Atención a la Muerte Perinatal como base a tomar en cuenta por los diferentes hospitales para la adecuada atención de las madres y los bebés muertos.

Estábamos muy contentas de este gran logro, que cuando escribimos “La cuna vacía” era un sueño, pero veíamos a la vez que seguía habiendo camino por recorrer y temas de los que seguir concienciando a la sociedad como son las pérdidas gestacionales tempranas. En aquel momento seguían siendo un tabú. Una vez una madre diferenciaba que ella había parido un bebé con forma humana, mientras que lo otro era “un aborto”.

¿Es diferente un aborto a parir un feto con forma humana?

En “La cuna vacía” se explicaba que un aborto no es “el fruto, lo que la madre pare” sino el proceso desde que se interrumpe el embarazo hasta que se desencadena la expulsión fetal, dando a ver que parir un embrión no es menos que parir un bebé de más semanas.

En “Las voces olvidadas” quisimos no sólo que se viera con normalidad el hecho de tener un aborto natural, sino que las madres pudieran ver con ternura sus pequeños embriones con forma embrionaria por la que pasan todos los animales de la creación, o los pequeños fetos que parecen muñecos dormidos en miniatura. Hace poco una madre nos contaba gran ternura que le produjo ver la sonrisa de placidez que tenía su pequeño de pocos centímetros tras parirlo. Cuando el dolor de la pérdida se atenúe con el tiempo, ese recuerdo precioso quedará guardado en su memoria como un gran tesoro. ¿Cuántas mujeres pueden decir lo mismo?

¿Cómo es el trato en los hospitales en el caso de las pérdidas gestacionales tempranas?

Constatamos todos los días que tiene que haber un gran cambio de perspectiva en los hospitales, porque ya las viejas maneras de tratar a los pacientes, llenas paternalismo y superioridad, no nos sirven.

Con el tratamiento de los abortos ocurre como con los partos a término: hay una serie de protocolos que ya se demostró en muchos casos que la evidencia científica los echa por tierra y que, sin embargo, se siguen utilizando porque es más cómodo para los profesionales, porque no ha llegado la ola de cambios a ese hospital, porque cambiar unos protocolos externos implicaría también cambios profundos en la manera de ver la vida (y a los pacientes) de los muchos profesionales que pueblan nuestros hospitales.

Yo creo que vamos en la dirección correcta, pero queda aún mucho por hacer. En el caso de las pérdidas tempranas, por fin en un libro se han escrito cosas que hasta ahora no aparecían en ningún sitio. La experiencia que teníamos de estos años con las madres de Superando un aborto en cuanto a cuál es la mejor manera de tratar la parte fisiológica de la pérdida física y emocionalmente (el tratamiento expectante del aborto), ha sido corroborada por la evidencia científica demostrada en los muchos estudios científicos aportados por la Doctora Laura G. Carrascosa, que tanta falta hacían. Ahora será necesario que este libro llegue a las personas adecuadas para que estos en el tratamiento del aborto natural cambios sean implementados en los hospitales. Pero ésta es otra historia que se está escribiendo también poco a poco.

Lo cierto es que esta entrevista ha superado el tema inicial y, además de profundizar en "Las voces olvidadas", nos está descubriendo todo un mundo emocional muchas veces negado y escondido. Nos extenderemos en mayor profundidad en una segunda entrega de esta entrevista a la psicóloga Mónica Álvarez.

Más información | Las voces olvidadas, Duelo gestacional y perinatal, El hada de los girasoles En Bebés y más | "El entorno niega el dolor del aborto". Entrevista a la psicóloga Mónica Álvarez , "Después de un aborto lo que sucede es un duelo". Entrevista a la psicóloga Mónica Álvarez, Foro Superado un aborto, "La cuna vacía", un libro sobre la muerte prenatal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos