El yogur en la alimentación infantil: cómo saber cuál elegir y propuestas saludables para ofrecérselo a los niños

El yogur en la alimentación infantil: cómo saber cuál elegir y propuestas saludables para ofrecérselo a los niños
Sin comentarios

Hace unos días, la Asociación Española de Fabricantes de Yogur y Postres Lácteos Frescos (AEFY) denunciaba que el yogur no es un alimento habitual en los menús escolares. No en vano, según AEFY tres de cada diez alumnos no acceden nunca a este lácteo en el comedor del colegio.

Pero si sabemos elegir bien, el yogur es un alimento muy saludable para los niños, además de una importante fuente de calcio. Es por ello, que no debería faltar en la nevera de casa, e incluirlo en la mochila de nuestros hijos como propuesta de snack saludable.

Te explicamos cuáles son los beneficios que aporta el yogur en la dieta de los niños y de los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de elegir el más saludable.

Los beneficios del yogur en la dieta infantil

yogur

Los yogures son muy beneficiosos en la dieta infantil debido a su calidad nutricional, pues en pocas calorías contiene macro y micronutrientes esenciales, como son las proteínas, los hidratos de carbono, las vitaminas y los minerales.

Además, los yogures son una fuente importante de calcio de mejor absorción, esencial para el correcto desarrollo de los huesos de los más pequeños. Es por todo ello, que su consumo está recomendado en el marco de una alimentación saludable.

Actualmente, la Asociación Española de Pediatría recomienda, si se desea, ofrecer yogur a los bebés en pequeñas cantidades a partir de los 9 o 10 meses de edad, siendo el yogur más adecuado para los bebés y niños el de sabor natural.

¿Cuántos yogures pueden tomar al día los niños?

La cantidad recomendada de leche y derivados lácteos que deben tomar los niños depende de cada edad. En general, la AEP recomienda una ingesta diaria de medio litro de leche o derivados para obtener todo el calcio necesario. Esto se obtendría con dos vasos de leche, o un vaso de leche y dos yogures, por ejemplo.

La versatilidad y practicidad que nos ofrece el yogur permite ser consumido en diversos momentos del día; tanto como postre, merienda o desayuno, como snack saludable para llevar al cole o comer entre horas.

¿Cuál es el yogur más saludable para los niños?

De entre todas las propuestas que encontramos en el mercado, la más recomendable para los niños es sin ninguna duda el yogur natural básico, al cual no se le añaden sabores ni azúcar, ni tampoco se pasteuriza tras la fermentación. Posee microorganismos vivos con efecto probiótico en el organismo humano y en términos nutricionales resulta muy similar a la leche que le da origen.

También los yogures griegos naturales y sin edulcorar son una excelente opción, pues aunque poseen más grasas, estas son de calidad.

Por contra, los yogures de sabores, los bebibles, los postres lácteos (tipo natillas, flanes...) o los yogures adaptados para bebés contienen azúcares añadidos, por lo que no se recomienda su consumo de manera habitual.

Desde AEFY están trabajando para que el consumo de yogures naturales se impulse entre la población infantil, pues no solo resulta la opción más saludable, sino que supone un facilitador para introducir en la dieta otros alimentos básicos, como la fruta, los cereales o las semillas.

El yogur en el desayuno

yogur

Según un estudio reciente, más de la mitad de los niños españoles consume alimentos poco saludables y con exceso de azúcar a la hora del desayuno. Los padres son conscientes de la importancia que tiene esta comida en la alimentación diaria de sus hijos, pero muchos admiten no saber qué alternativas saludables ofrecer a sus hijos.

En este sentido, el yogur natural se convierte en un excelente alimento para consumir por la mañana, y que además facilita la introducción de otros alimentos saludables con gran poder nutricional, como la fruta, los cereales, las semillas o los frutos secos.

A pesar de ello, desde AEFY aseguran que "son muy pocos los progenitores que se decantan por esta opción, solo uno de cada diez niños consume este lácteo en este momento del día".

Propuestas de yogures saludables y nutritivos para ofrecer a los niños

Yogures enriquecidos con frutas

yogur con frutas

No hay mejor edulcorante natural que la fruta. Por tanto, si a tu hijo no le gusta el sabor del yogur natural, prueba a cortar fruta en dados e incorporarla al yogur.

El mango, el plátano, las fresas o los kiwis amarillos, por poner solo algunos ejemplos, son frutas que aportan dulzor y enriquecen el yogur de una forma muy saludable. También los frutos rojos como las frambuesas, los arándanos o las moras, o incluso las frutas deshidratadas como las pasas o los higos, son una excelente opción.

Esta combinación tan saludable es una excelente fuente de vitaminas y minerales, fibra, proteínas e hidratos.

Yogures con cereales

Los cereales, especialmente los granos enteros o cereales integrales, no deberían faltar en nuestra dieta, y más especialmente en la de los niños. Se recomienda un consumo diario de cereales y varias raciones al día, pues este alimento aporta hidratos de carbono complejo, además de vitaminas,  minerales y por supuesto fibra.

Una excelente forma de incorporar los cereales en la dieta de los niños es combinando muesli integral con yogur natural: ¡irresistible!

Yogures con cereales y frutas

yogur

La avena, la quinoa o los copos integrales de trigo, por ejemplo, casan fenomenal con el yogur natural y mucho más si añadimos trozos de fruta. La mezcla de sabores y texturas resulta exquisita al paladar, y no habrá peque que se resista.

Yogur con frutos secos y/o semillas

yogures con frutos secos

Si lo niños ya consumen frutos secos enteros podemos incorporarlos al yogur para enriquecerlo aún más. Pero aunque sean pequeños para tomarlos en trozos no los descartes, pues molidos o en polvo también son una buena opción.

Nueces, almendras, anacardos, pistachos o cacahuetes (aunque estos últimos no se consideran frutos secos) son una excelente fuente de grasas de buena calidad (entre ellas, los esenciales ácido linolénico y el linoleico), proteínas, oligoelementos, vitaminas y minerales variados, como el calcio.

También es posible combinar los frutos secos y el yogur con semillas, como las de chía, y por supuesto con fruta, para obtener un snack muy completo, saludable y nutritivito.

Fotos | iStock, Pexels, Pixabay

Agradecimientos | Asociación Española de Fabricantes de Yogur y Postres Lácteos Frescos (AEFY)

En Bebés y Más | Hasta los doce meses ni natillas, ni "petit suisses", ni yogures ni "actimeles", Danone anuncia que reducirá en un 22% los azúcares añadidos de sus yogures: un paso más para luchar contra la obesidad infantil

Temas
Inicio