Compartir
Publicidad

Su hijo no se quiere comer la cena porque es demasiado bonita

Su hijo no se quiere comer la cena porque es demasiado bonita
0 Comentarios
Publicidad

Todos sabemos que uno de los problemas más habituales con nuestros hijos es que se coman lo que les hemos preparado. Uno de los trucos que todos hemos usado es el de crear formas en el plato con la comida, se supone que debería ser divertido y así se animará a comerse lo que le pongamos.

Pero claro, con lo que no podemos contar es que** nuestro hijo no la quiera comer ¡porque el plato le parece demasiado bonito para estropearlo!**

Este es el caso del pequeño protagonista de nuestro vídeo de hoy y es que cuando le ponen la comida, le parece una composición tan bonita que no quiere destrozarla, ¿no es para comérselo? A besos, me refiero.

No sabemos si estamos ante un niño de sensibilidad desbordante o ante un actor de primera categoría, pero el caso es que a mi nunca nadie me había llorado por ponerle un plato, mejor no llevarle al diverxo.

Vía| NeatoBambino

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio