Compartir
Publicidad

Publicidad de alimentos poco saludables

Publicidad de alimentos poco saludables
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según datos de la American Academy of Pediatrics, los niños estadounidenses ven alrededor de 40.000 anuncios comerciales en televisión al año, unas cifras que no difieren mucho del resto de países desarrollados. La mayoría de ellos son de 'snacks', aperitivos o tentempiés altos en calorías y cereales azucarados, que son poco saludables.

Diversas investigaciones han demostrado que estos anuncios propician que los niños pidan más comida basura, algo que puede contribuir al hecho de que alrededor de un tercio de los niños de Estados Unidos sean considerados con sobrepeso o con obesidad.

Esta es una tasa se ha triplicado en las últimas tres décadas y que se aproxima a los datos del resto de países desarrollados, incluso con datos preocupantes como el de que la obesidad infantil ya afecta a los bebés.

Con este panorama, no es de extrañar que Estados Unidos proponga suprimir la publicidad infantil de comida basura, y en España exista cierta regulación al respecto. En nuestro país también hay restricciones de venta de bollería industrial y refrescos en los colegios.

En Europa, una amplia investigación, llamada “Evaluación de las opciones de comercialización de alimentos y bebidas a los niños”, llevada a cabo en once países de la UE, midió la influencia de la comercialización de los alimentos y bebidas en la dieta infantil y constató su importancia.

Para que los niños opten por una alimentación saludable entran en juego muchos factores, y la publicidad de comida es un factor importante, con gran influencia en los comportamientos infantiles.

Es importante que los países regulen el marketing de productos infantiles y establezcan las restricciones y códigos que regulan su venta, con penalizaciones si los fabricantes o anunciantes infringen las normas, aunque esto no sea lo habitual en muchos países, según vimos al hablar del mapa de la política de comercialización de alimentos para niños en el mundo.

Sin duda la publicidad es uno de los elementos que influyen en la alimentación de nuestros hijos, pero recordemos que nuestro ejemplo es el más importante, y consolidar hábitos de alimentación y de actividad física saludables ayudarán a mantener la obesidad a raya y a "contrarrestar" los efectos negativos de esta publicidad.

Foto | Lars Plougmann en Flickr-CC En Bebés y más | La publicidad de comida basura domina en las webs infantiles, El gusto por la comida basura se adquiere desde antes de nacer, Comida basura y publicidad para el público infantil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos