Publicidad

Niños con el colesterol alto, ¿qué hacer para prevenirlo?

Niños con el colesterol alto, ¿qué hacer para prevenirlo?
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Tener el colesterol alto es un problema que afecta cada vez a más niños. La hipercolesterolemia hace tiempo que dejó de ser una enfermedad propia de los adultos, pero, ¿por qué hay niños con colesterol? ¿Hay una base genética o es fruto de unos hábitos poco saludables? Ambas opciones son posibles, aunque es más frecuente la segunda.

La cuestión es que dos de cada diez niños tienen el colesterol alto en España. Esto supone un riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares a edades tempranas.

La Asociación Española de Pediatría considera elevados los valores de colesterol total superiores o iguales a 200 mg/dL y valores de colesterol LDL (el malo) mayores o iguales a 130 mg/dL. Un análisis de sangre nos dirá los resultados, aunque no se les hace a todos los niños si no acuden con algún otro problema a la consulta.

Si existe una enfermedad hereditaria, como la hiperlipemia familiar, diabetes u obesidad, entonces se controlarán los niveles de colesterol del niño. Existen tratamientos adecuados para cada caso, pero hay que tener en cuenta que la alimentación equilibrada y la actividad física cumplen un papel importante en el control del colesterol.

Recordemos que una cantidad excesiva de las LDL (lipoproteínas de baja densidad, o el "colesterol malo") en el torrente sanguíneo puede acumularse en las paredes de las arterias que llegan hasta el corazón y el cerebro. Esta acumulación forma una placa que puede causar la rigidez, el estrechamiento o la obstrucción de los vasos sanguíneos.

Todo ello facilita la formación de coágulos de sangre, que si obstruyera una arteria provocaría un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. El endurecimiento de las arterias también puede reducir el flujo de sangre a otros órganos vitales, incluidos los intestinos o los riñones.

Comida infantil y colesterol

Malos hábitos que favorecen los niveles altos de colesterol

Hay tres factores importantes que contribuyen a desarrollar niveles altos de colesterol: la dieta, la obesidad y la herencia. En el último caso, si uno de los padres tienen el colesterol alto, también conviene controlar los niveles para mantenerlos a raya.

Pero el colesterol infantil alto la mayoría de veces es fruto de unos malos hábitos que hay que controlar. La alimentación está implicada en gran medida, por lo que hemos de conocer qué alimentos son los más indicados. La pirámide de la alimentación nos da una pista, pero vamos a especificarlo.

Hay unos alimentos que favorecen más que otros que suba el colesterol, por ejemplo los que más alto contenido tienen son las vísceras, embutidos, fiambres, yema de huevo, quesos curados... Con un alto contenido en colesterol están los quesos blandos y frescos, langostinos...

En el otro extremo, con un nulo contenido de colesterol, se hallan las frutas, verduras, frutos secos, arroz, pasta... Por eso y por otras propiedades nutricionales estos alimentos se encuentran en la base de la pirámide alimenticia y son muy recomendables, varias veces al día.

Las carnes y pescados o la leche son alimentos que contienen un moderado o bajo contenido en colesterol.

Por otro lado, el sedentarismo, aliado de la obesidad, es un mal hábito que igualmente va a aumentar el riesgo de tener el colesterol alto. Por eso, a las personas afectadas, junto a las recomendaciones de alimentación, se les indica que tienen que hacer ejercicio.

Prevenir el colesterol en los niños

Teniendo en cuenta todo lo anterior, la hipercolesterolemia se puede prevenir siguiendo las siguientes recomendaciones:

  • Procura que tu hijo (y toda la familia) lleve una alimentación equilibrada y sin grasas saturadas. Más arriba os hemos dejado los alimentos clasificados por su contenido en colesterol y a continuación os ponemos ejemplos.

  • La dieta mediterránea propone un modo de alimentación sano y equilibrado con productos de calidad propios de la zona mediterránea. Su aporte de grasas proviene fundamentalmente de los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados del pescado, aceites de oliva y de semillas. También es importante el consumo de vegetales, legumbres, cereales, hortalizas y frutas.

  • La dieta que propone la American Heart Association (Asociación Cardíaca Estadounidense) también se basa en la anterior, es baja en colesterol y grasas saturadas y alta en carbohidratos complejos, con muchas frutas y verduras, granos... Proporciona energía y proteína para actividad y crecimiento normal.

  • Respecto al modo de cocinar, opta por la parrilla o el horno antes que por los fritos, evita los precocinados, la comida rápida... Utiliza aceite de oliva y escurre las grasas de asados, corta la grasa visible de las carnes...

  • Practicad ejercicio habitualmente, evitad el sedentarismo: caminar, carrera suave, ciclismo, natación…). La actividad física aumenta los niveles del HDL (colesterol bueno) en sangre y reduce el LDL (colesterol malo) y los niveles de triglicéridos.

En definitiva, cada vez son más numerosos los casos de niños que sufren hipercolesterolemia, y ello es debido a una incorrecta dieta y al sedentarismo. Evita estos hábitos poco saludables y lo agradecerán. En la mayoría de los casos, es posible prevenir el colesterol alto en los niños.

Más información | Family doctor, Te interesa
Fotos | Thinkstock
En Vitónica | El colesterol en los niños
En Bebés y más | Altos índices de colesterol en un 22% de los niños españoles, Colesterol en los niños delgados

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir