Publicidad

¿Cómo influyen en los niños las interacciones familiares a la hora de la comida?

¿Cómo influyen en los niños las interacciones familiares a la hora de la comida?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

¿Con tele o sin tele? ¿Con castigos si no se lo comen todo, premios si sucede lo contrario? ¿Hablamos de lo que nos ha sucedido durante el día con los niños? La manera en que interactuamos con nuestros hijos a la hora de la comida puede decir mucho de cada familia y un interesante estudio se aproxima a esta rutina en el hogar.

De su lectura surge la pregunta con la que encabezamos este artículo: ¿Cómo influyen en los niños las interacciones familiares a la hora de la comida? Influyen y mucho y si no, echad un vistazo a los resultados.

Lo que más me ha sorprendido es ver que de 40 familias, el 50% tenía a la hora de comer la televisión puesta, el teléfono móvil o una tablet. La presencia de aparatos electrónicos es considerable y, ¿qué consecuencia se deriva? En estos casos, como era de suponer, predominan las actitudes de lentitud y distracción en los niños y niñas.

Se trata de un estudio ambiente durante la hora de la comida en la infancia, un estudio observacional sobre la socialización que ejercen los padres sobre los niños y niñas de tres a siete años en ese momento del día, realizado por el Instituto DKV de la vida saludable.

En él se han estudiado las interacciones familiares a la hora de la comida o la cena, recogiéndose las estrategias que usan los padres y madres para influir en el comportamiento de sus niños mientras comen y la respuesta de estos, dentro del contexto de la hora de la comida en el hogar.

Estudio hora de comer en familia

En general, se encuentran a la hora de comer en familia dos situaciones distintas. ¿En cuál os encuadráis vosotros?

  • Ambiente en situaciones en que predomina una dinámica conversacional. Uno o ambos padres comen con los hijos y hay interacción y conversación entre ellos. Hay menor presencia de juguetes y de la televisión durante la comida. Se incorpora el gusto por comer y probar nuevos alimentos. Los padres utilizan menos estrategias y más concretas para conseguir sus objetivos. En definitiva, el ambiente agradable y distendido y la dinámica más satisfactoria.

  • Ambiente en situaciones con una dinámica centrada en el acto de comer. Los hijos pueden comer o no juntamente con los padres. Hay focalización de los progenitores sobre el hecho de comer en sí. Hay presencia de juguetes o programas de televisión durante la comida y una actitud de mayor dispersión del niño/a. En esta situación, los padres no disfrutan de la hora de la comida y utilizan todo tipo de estrategias para que el pequeño coma, sin obtener los resultados buscados. En definitiva, se da un ambiente tenso y una dinámica más insatisfactoria.

Yo me alegro de que en casa estemos, casi siempre, en el primer caso de dinámica, la conversacional. Nunca tenemos tele ni aparatos electrónicos, pero sí es cierto que, en ocasiones (las menos, afortunadamente), cuando la comida no es del total agrado de alguna de mis hijas, nos desviamos hacia el segundo ambiente.

En cualquier caso, es un documento muy interesante que da lugar a la reflexión y nos ayuda a entender lo que sucede a la hora de comer con nuestros hijos en muchas ocasiones. Si os encontráis con que en casa predomina la dinámica centrada en el acto de comer y ese momento resulta bastante insatisfactorio, no dejéis de echarle un vistazo para comprender qué estrategias nos ayudarían a cambiar eso.

Porque, aunque no nos demos cuenta, las interacciones familiares no se detienen a la hora de sentarse a la mesa y son muy importantes para la reacción de nuestros hijos. Influimos en ellos y en su manera de actuar en cualquier ocasión, también a la hora de comer o cenar.

Foto | Thinkstock
Sitio Oficial | Observatorio de la infancia
En Bebés y más | Hora de comer con el bebé: hora de estar relajados y contentos, Decálogo de la dieta mediterránea para niños

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir