Compartir
Publicidad

Hemos visto 'Ice Age 4: la formación de los continentes'

Hemos visto 'Ice Age 4: la formación de los continentes'
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No podíamos perdernos este estreno, y el mismo viernes fui con mi hijo a la primera sesión y hemos visto "Ice Age 4, la formación de los continentes". Somos verdaderos fanáticos de estas películas, nos encanta su forma de acercar a los niños a la prehistoria viva y también, todo hay que decirlo, el humor negro de sus personajes. Pero la película, sin ser mala, nos ha decepcionado.

En realidad, lo que vale la pena de la película es lo que aparece en los trailers y lo demás, me ha parecido relleno y con pocas sorpresas. Mi opinión es que han decidido seguir sacando provecho de la idea original y, aunque sea válida para pasar una tarde de cine familiar agradable, no asombra ni encandila.

Las entregas anteriores desbordaban imaginación en cada uno de sus minutos. Es cierto que había violencia, quizá excesiva en la primera, en la que la muerte de familiares de los personajes me parece un recurso narrativo innecesario en las películas infantiles y me molesta que se use.

Pero la compensaba la acción, las situaciones sorprendentes, los escenarios reproducidos, la forma de resolver los conflictos de los personajes y los diálogos llenos de viveza.

Y aqui eso falla. La familia de Sid, que apenas aparece, es todo un descubrimiento y podrían haber dado mucho más. El conflicto entre el padre y la hija adolescente, previsible y aportando poco. El animalillo que parece una mezcla de topo y erizo, cursi y sin gracia.

Los piratas, feos y aburridos, me sobraron completamente, parecían una mala copia de los Piratas del Caribe o la tripulación de Garfio pasados por una centrifugadora de peluches. Me cansaron todas las escenas de piratas, no consiguieron emocionarnos ni interesarnos.

¿Algo bueno tendrá? Por supuesto, volver a verlos hace ilusión, pero están desdibujados tanto Manny como Diego, sosos. Sid sigue siendo divertidísimo pero saliendo de sus chistes y su relación con su maravillosa abuela no tiene el protagonismo habitual. Las dos apariciones de las zarigüeyas Crash y Eddie son geniales, pero son dos frases lo que tienen.

Y son magníficas las escenas con las que comienza y termina "Ice Age 4", de las que no os contaré nada, solo que la ardilla Scrat sigue buscando su bellota y creando catástrofes a su paso.

En cuanto a la calidad de la animación, las escenas en las que el mundo cambia y se alzan cordilleras si impresionan, pero el mar ofrece pocas posibilidades de asombro y los barcos de hielo no son suficientes para extasiarnos.

Resumiendo, "Ice Age 4, la formación de los continentes", no es una pelicula que no ir a ver, pero no me ha parecido que alcance el nivel de las anteriores ni que sea especialmente recomendable para menores de seis años. No es que sea mala, y seguro que a muchos espectadores les entusiasmará, pero a nosotros nos ha parecido decepcionante. Y es que es casi imposible alcanzar el nivel de las anteriores entregas.

En Blog de Cine | Ice Age 4: La Formación de los Continentes En Bebés y más | Estrenos de cine infantil: 'Ice Age 4: la formación de los continentes'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos