Compartir
Publicidad

Actividades al aire libre para realizar en familia

Actividades al aire libre para realizar en familia
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cualquier actividad que realicen los niños en la naturaleza puede ser educativa para ellos. Aunque no nos demos cuenta, cuando jugamos con los niños, les estamos aportando nuestra sabiduría y experiencia de la cual ellos sacarán el máximo partido para algún día, llegar a saber más que nosotros. Ahora bien, debemos ser lo suficientemente cautos como para empujarles a que sean ellos quienes construyan, alimenten animales y cuiden de la naturaleza sin caer en la tentación de hacerlo todo nosotros.

Hoy os dejaré algunas ideas de actividades educativas para disfrutar de la naturaleza en familia.

Construcción de cabañas

Una de las cosas que podemos hacer con nuestros hijos es construir cabañas. Los niños se deleitarán construyendo estos pequeños refugios. Podéis ayudarles con ideas pero deberán ser ellos quienes construyan la cabaña. Les estaremos ayudando a entender unos deseos innatos e instintivos de supervivencia.

Debemos ayudarles siempre que se encuentren estancados en algún punto de la construcción o cuando nos lo pidan, se trata de que se diviertan y aprendan con ello. Las cabañas las pueden construir con elementos y materiales que encuentren en la naturaleza, como piedras, hojas, ramas, troncos, también podemos dejarles que utilizan elementos reciclados de casa y que no utilicemos: mantas viejas, cartones, cordones, etc.

Recoger minerales y fósiles y estudiarlos

Existen clubs de mineralogía con los que podéis visitar antiguas minas y cuevas. En España podéis visitar sendos yacimientos de fósiles y minerales donde vuestros hijos disfrutarán como auténticos exploradores. Observando bien, podéis encontrar piedras y restos de conchas de animales fosilizados que harán volar la imaginación de nuestros hijos.

Os recomiendo que visitéis esta web: senderitos.com donde os indica los yacimientos que hay por provincia, seguro que hay alguno cerca de donde estás ahora mismo.

Encontrar nidos abandonados

Solemos encontrarlos en los troncos de los árboles, colgando de las ramas o en el suelo (normalmente porque caen de las ramas). Si damos con un nido de animal, para un niño será muy interesante investigarlo a fondo: qué materiales ha utilizado el animal para construirlo, qué mecanismo ha utilizado para fabricarlo, qué tipo de ave lo ha hecho, si hay restos de huevos...

Podemos inventar una historia de cómo crió la mamá pájaro a sus polluelos, explicándoles que fue hasta un valle a buscar gusanos para alimentar sus bebés, cómo les enseñó a volar después y cómo echaron a volar todos juntos.

Observar pequeños animales e insectos

insectos niños
Si estáis de vacaciones en el campo o cerca de él, podéis colocar una tabla plana de madera sobre la tierra y volver al mismo lugar al cabo de dos días; os sorprenderéis al ver la cantidad de insectos que lo habrán utilizado como refugio. Podéis visitar el lugar con vuestros hijos periódicamente y tomar notas sobre las distintas cosas que vais observando.

Las ramas que caen de los árboles son también un refugio de numerosas especies de insectos y animales, desde gusanos hasta escarabajos que mantendrán a vuestros hijos ensimismados observando su modus vivendi.

Vuestra labor será enseñar a los niños a respetar a los animales e insectos sin destrozar su hábitat. Podemos dejar unas migas de pan sobre los troncos para observar cómo las hormigas acuden de inmediato a cargar todo lo que encuentran.

Artistas en la naturaleza

Como ya hemos hecho antes, podemos utilizar lo que encontremos en un bosque, parque o campo, para hacer una pequeña obra de arte. Una buena idea es llevar siempre con nosotros papel y colores para que los niños puedan pintar y dibujar lo que ven. Otra idea es que pinten piedras con tizas, pueden formar un mural en el suelo con alguna nota o incluso indicaciones para encontrar el camino de vuelta.

Cocinar en hogueras

En lugares en los que se pueda hacer fuegos, podemos cocinar juntos un sinfín de cosas típicas de las hogueras. Una de las cosas que recuerdo con nostalgia de mis veranos en los campamentos de Estados Unidos (los típicos de Tú a Boston y Yo a California) eran las nubes pinchadas en palos que encontrábamos en el bosque quemadas en la hoguera, si no lo habéis probado y vuestros hijos tampoco, os lo recomiendo, mucho.

Otra cosa para cocinar en una hoguera y que también aprendí en el campamento de Estados Unidos, es coger un plátano, hacerle una raja por la mitad, introducirle un par de dados de chocolate y envolverlo en papel de aluminio. Lo pinchamos en una rama y lo calentamos al fuego hasta que el chocolate esté deshecho. Luego te comes el plátano con el chocolate a cucharadas, sin pelarlo y sin sacarlo apenas de papel de aluminio.

También podemos cocinar patatas y más hortalizas, siempre envueltas en papel de aluminio.

Foto vía | deliadawnn, Peter Werkman (www.peterwerkman.nl) En Bebés y Más | Verano con niños en la ciudad: os vais a divertir mucho con nuestras propuestas, En las vacaciones se aprende tanto o más que en el colegio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos