Sigue a Bebesymas

SAM

En la actualidad existen pruebas prenatales que nos dan un peso aproximado del bebé durante el embarazo, de modo que iremos teniendo este dato. Además, si has llegado a estas palabras probablemente es que ya estés haciendo todo lo necesario para que el bebé tenga un peso adecuado al nacer.

Porque efectivamente la futura mamá es la que tiene en su mano, la mayoría de las veces, facilitar que el bebé crezca adecuadamente. Nacer con un peso bajo (menos de 2500 kilogramos) o demasiado bajo (inferior a 1500 kg) puede resultar un grave problema para el bebé, de modo que veamos lo que se puede hacer para evitar ese riesgo.

Las mujeres con recursos, informadas y que son responsables de los cuidados médicos y con su estilo de vida suelen tener una tasa baja de nacimientos de bebés de poco peso. Y es que la mayoría de causas de un peso bajo al nacer se pueden prevenir.

Causas evitables de nacimientos de bajo peso

Respecto a si es posible prevenir el bajo peso de nacimiento, se sabe que la manera más eficaz de prevenir el bajo peso al nacer es visitar al ginecólogo antes y durante el embarazo de manera regular. Podemos aprender a cuidar nuestra salud, y en buena medida reducir el riesgo de tener un bebé de bajo peso al nacer.

Las causas más comunes por las que los bebés pesan poco al nacer y sobre las que podemos actuar son:

  • El consumo de drogas como tabaco y alcohol puede limitar el crecimiento fetal (y provocar defectos de nacimiento). Por ello las recomendaciones son cero alcohol y tabaco durante el embarazo. La madre puede empezar a dejar esos malos hábitos desde antes de lograr el embarazo. La exposición al humo de otros fumadores también puede reducir el peso de nacimiento del bebé.
  • El consumo de drogas duras (particularmente cocaína). Los efectos de estas drogas en el feto incluyen otros devastadores, estamos ante uno de los riesgos más graves para el buen desarrollo del embarazo.
  • El consumo de una alimentación deficiente. Una buena nutrición durante el embarazo es imprescindible para el correcto crecimiento del bebé. Consumir un suplemento de vitaminas prenatales durante todo el embarazo, que incluya ácido fólico, ayudará a reducir las probabilidades de experimentar un parto pretérmino y evitar problemas de malformaciones…
  • En relación al punto anterior tenemos que el peso de la madre sea más bajo que el normal debido a su voluntaria pregorexia o “mamirexia”, una voluntad de permanecer excesivamente delgadas durante el embarazo.
  • Padecer estrés y ansiedad excesivos, lo cual limitaría el flujo sanguíneo (y con ello la nutrición) al útero.

Prematuros e higiene dental

Otras causas de los nacimientos de bajo peso

Otras causas de que el bebé pese poco al nacer, que no son responsabilidad directa de la madre pero que pueden ser detectadas y/o controladas mediante ayuda médica son:

  • Un embarazo múltiple.
  • Una enfermedad materna crónica (alta presión arterial, diabetes, ciertas infecciones o problemas en el corazón, riñones o pulmones…).
  • Experimentar trabajo de parto pretérmino, es decir, que el niño nazca prematuro.
  • Que exista insuficiencia placentaria, esto es, que la placenta no trabaja tan bien como debiera, y el bebé puede recibir menos oxígeno y nutrientes de la madre.
  • Que algunos de los padres o el bebé padezcan trastornos genéticos.
  • Algunos factores ambientales podrían influir en el desarrollo normal del feto.

Pero incluso en estos casos, los debidos cuidados prenatales y una dieta adecuada puede compensar el inevitable descenso de peso del bebé. Si se sabe que el bebé es muy pequeño, hoy en día se dispone de unos cuidados médicos cada vez más avanzados que proporcionan al bebé mayores posibilidades de sobrevivir y crecer con salud.

En definitiva, vemos que a veces el bebé es pequeño al nacer por razones que nadie puede controlar, pero en nuestro entorno estos casos se detectan bien por el historial médico de la madre, bien por las ecografías, que pueden determinar si el bebé está creciendo a un ritmo normal o no.

No todos los bebés pequeños al nacer presentan un retraso del crecimiento intrauterino, puede que sean más pequeños de lo normal, pero con un desarrollo adecuado. Por ello hay que valorar todos los caos de bebés pequeños al nacer. Los muy pequeños sí son fruto de un crecimiento fetal retardado.

Para acabar, señalaremos que tantos riesgos conlleva que un bebé tenga un bajo peso al nacer como que tenga exceso de peso, por lo cual conviene siempre seguir las recomendaciones médicas, un estilo de vida saludable y pasar por los controles prenatales para comprobar que todo está yendo bien.

Fotos | “G” jewels g is for grandma y Daquella manera en Flickr
En Bebés y más | El aumento de peso ideal durante el embarazo, Embarazadas con sobrepeso, bebés con más peso al nacer, Diez consejos para un embarazo sano y feliz

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario