Sigue a Bebesymas

barriguita-embarazada.jpg

En el momento en que una mujer se queda embarazada aparecen algo así como mil doscientas dudas acerca de qué se puede y qué no se puede hacer durante el embarazo.

Una no sabe si puede tomar café, si puede tomar cuál o tal medicamento, si puede hacer ejercicio o si puede teñirse el pelo, entre otras dudas.

Con esta entrada trataremos de responder a las dudas más usuales para saber qué podría hacer daño a un bebé.

Beber alcohol estando embarazada

El alcohol atraviesa la placenta y penetra en el torrente sanguíneo del bebé, pudiendo afectar al desarrollo del mismo.

Lo ideal es evitar el alcohol al menos durante el primer trimestre, cuando los órganos del bebé se están formando (aunque si se evita durante todo el embarazo, mejor).

Un consumo abundante y regular (más de 14 unidades de alcohol semanales) puede provocar problemas mentales y físicos al bebé.

Tocar heces de gato y tierra

Entrar en contacto con heces de animales o entrar en contacto con tierra puede provocar toxoplasmosis, que podría afectar al bebé con ceguera, retraso mental y sordera.

Las recomendaciones pasan por cocinar la carne hasta que no se vea carne rosa (la carne cruda también puede provocar la toxoplasmosis), usar guantes y lavarse las manos después de hacer trabajos de jardinería, lavar bien todas las frutas y verduras por los restos de tierra que puedan quedar, lavarse las manos muy bien después de tocar carne cruda, frutas, verduras y tierra y no tocar las heces de los gatos.

Teñirse el pelo estando embarazada

embarazada-silueta.jpg

No hay estudios al respecto y por ello es difícil afirmar que teñirse el pelo durante el embarazo no sea peligroso.

Los tintes son productos químicos compuestos por sustancias decolorantes, disolventes y colorantes que en ocasiones contienen plomo.

Estas sustancias son tóxicas, sin embargo el cuerpo humano prácticamente no las absorbe al utilizarse para teñir el pelo. Dado que se absorbe muy poca cantidad es casi imposible que puedan causar ningún problema al feto.

A pesar de ello la recomendación suele ser, por prevención, que las embarazadas utilicen tintes naturales que no contengan amoníaco y que eviten teñirse durante el primer trimestre.

Bañarse en las piscinas, por el cloro

Muchas mujeres acuden a las piscinas para hacer algo de natación durante el embarazo o como parte del ocio veraniego. No hay motivo alguno para evitar las piscinas ya que el cloro no parece producir un aumento de riesgos en el embarazo.

Fumar en el embarazo

Hemos hablado a menudo del tabaco por el peligro que comporta. Fumar o fumar pasivamente reduce el oxígeno y los nutrientes que pasan al bebé a través de la placenta. Hace también que aumente el riesgo de hemorragia, aborto o parto prematuro. Hace unos días comentamos que se relaciona incluso con problemas de conducta en los niños.

Se recomienda que tanto la futura madre como su pareja dejen de fumar si es que fuman.

Café

Tomar más de 200 mg diarios de cafeína puede hacer que los bebés nazcan con bajo peso. Esta cantidad se alcanza con dos tazas de café y por eso se recomienda no sobrepasar esta cantidad.

Si una mujer es muy cafetera y está acostumbrada a tomar más café del recomendable puede tratar de sustituir alguno de los que se toma por otras alternativas.

Algunos alimentos

Además de lo comentado sobre la toxoplasmosis hay que tener en cuenta algunas cosillas sobre algunos alimentos.

Los patés y los productos lácteos no pasteurizados como el queso fresco pueden contener la bacteria listeria que puede provocar un aborto o que el bebé nazca muerto.

El hígado y el paté de hígado son una fuente importante de hierro y hasta hace poco se recomendaba a las embarazadas por este motivo, sin embargo contienen gran cantidad de vitamina A y un exceso de vitamina A puede provocar defectos congénitos.

Los huevos y aves poco cocidas pueden contener salmonella, que no afecta al bebé directamente, pero provoca fiebre, vómitos, diarrea y deshidratación en la madre pudiendo derivar en un aborto.

La recomendación es la de evitar estos alimentos así como carnes crudas, pescado crudo (sushi), hígado y huevos crudos o parcialmente cocidos.

Drogas y medicamentos en el embarazo

barriga-y-lazo.jpg

Deben evitarse todo tipo de drogas y medicamentos, sobretodo al principio del embarazo, a menos que sean prescritos por un médico.

En el caso de las drogas, veamos los diferentes efectos que pueden producir:

  • Las anfetaminas hacen que el peso del bebé nacido sea bajo.
  • El cannabis provoca partos prematuros y hay riesgo de anormalidad cromosómica.
  • La cocaína provoca partos prematuros, hemorragia de placenta y bajo peso al nacer.
  • El éxtasis puede aumentar el riesgo de hemorragias severas de placenta, así como deshidratar a la madre.
  • El LSD provoca defectos congénitos.
  • La heroína y la metadona provocan bajo peso al nacer y partos prematuros. Tras el parto el bebé sufre síndrome de abstinencia, con mayor riesgo de convulsiones y de muerte súbita.

Enfermedades infecciosas

La varicela, las paperas y el sarampión podrían ser dañinas para el bebé. Por suerte la mayoría de mujeres están vacunadas o han pasado estas enfermedades.

La varicela provoca una grave infección pulmonar o neumonía en la madre si la contrae durante el embarazo, aunque por suerte hay pocas probabilidades de que afecte al bebé.

La rubéola puede provocar graves malformaciones, pero por suerte la mayoría de adultos están vacunados de la rubéola y es difícil contraerla. Esta enfermedad puede provocar daños cerebrales y cardíacos, sordera, cataratas, etc.

El herpes genital podría provocar una infección grave en el bebé tras el parto. El herpes produce unas ampollas dolorosas en el interior y alrededor de la vagina. El riesgo de contagio cuando el herpes es recurrente es bajo. Sin embargo, si el primer brote en la madre aparece durante el embarazo y hay heridas en el momento del parto podría sugerirse una cesárea para evitar el contagio.

Actividad física intensa

El ejercicio moderado durante el embarazo no perjudica a la madre ni al bebé, de hecho es recomendable. Sin embargo debería evitar cualquier nueva actividad intensa así como no levantar mucho peso.

Estrés en el embarazo

No hay pruebas de que el estrés sea perjudicial para el bebé, aunque es mejor evitarlo para vivir un embarazo más placentero y disminuir la fatiga.

Uso del microondas

No hay pruebas de que sea perjudicial, por lo que el microondas se puede utilizar normalmente.

Rayos X estando embarazada

Durante las 13 primeras semanas los rayos X pueden afectar el desarrollo de los principales órganos del bebé.

La única indicación es que, en caso de necesitar una radiografía, se comente al médico y al radiólogo que se está esperando un bebé.

Fotos | Flickr (G u i d o), Flickr (jenaynay), Flickr (Photos by Lina)
En Bebés y más | Salud de la madre antes, durante y después del embarazo, El ABC del embarazo sano

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios