Síguenos

amamantar

Ya hemos comentado que es posible quedar embarazada mientras das el pecho. Son muchas las mujeres que conciben mientras están amamantando y una de las dudas más comunes que les asaltan al enterarse es si es compatible el nuevo embarazo con la lactancia materna. La respuesta es rotundamente si.

Hay especialistas que lo desaconsejan y recomiendan el destete, pero eso no es necesario. Retirarle bruscamente la lactancia materna puede causarle un trauma innecesario al bebé que no comprende por qué de un día para otro le niegan la teta. Siempre que la mamá y el bebé quieran, no hay contraindicaciones si hablamos de un embarazo sin riesgos.

Circulan mitos como que dar de mamar puede perjudicar al feto o provocar un aborto, pero estas creencias son totalmente falsas. No existe ningún motivo para que dejes de alimentar a tu hijo si estás esperando otro. Al contrario, es beneficioso para los tres.

Lo que sí es cierto es que las hormonas presentes en el embarazo pueden causar una disminución en la producción de leche o bien cambiar su sabor debido a que alrededor del 5to mes empieza a producirse calostro. Por estas dos circunstancias, puede que el niño pierda interés por la lactancia materna. De hecho, el 60% de los niños se destetan solos, aunque algunos vuelven a reengancharse más adelante una vez que el bebé ha nacido.

lactancia_y_embarazoTambién es cierto que los pezones en el embarazo se ponen muy sensibles, sobre todo durante el primer trimestre y la succión puede incomodarles a algunas madres.

Está comprobado que la succión puede causar contracciones, pero éstas se cortan apenas el niño deja de mamar, por lo que salvo indicación médica por amenaza de aborto o parto prematuro no es necesario dejar el amamantamiento.

Hay madres que se sienten orgullosas de poder alimentar a su hijo mientras están embarazadas, pero para otras la experiencia puede no ser tan idílica.

Este fenómeno se conoce como la agitación del amamantamiento, en el que la madre experimenta un sentimiento de irritación y a veces hasta rechazo al bebé que amamanta. Es una reacción que puede hacer sentir culpable a la madre, pero es un comportamiento instintivo que no puede controlar. Para estos casos, lo más recomendable es buscar el apoyo adecuado.

Una vez que el bebé nace puede continuarse sin ningún problema la lactancia en tándem (lactancia simultánea de dos o más hijos), ahora con una teta propia para cada uno. Las madres que la practican comentan que ver mamar a los dos hijos a la vez es una experiencia maravillosa.

Más información | Alba-Lactancia Materna
Más información | aeped (Lactancia)
Más información | La Liga de la Leche Internacional
En Bebés y más | Noticias sobre lactancia materna

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario