Compartir
Publicidad
Publicidad
Cuando a los tres meses del bebé crees que no tienes suficiente leche: la crisis de crecimiento o bache de lactancia
Lactancia

Cuando a los tres meses del bebé crees que no tienes suficiente leche: la crisis de crecimiento o bache de lactancia

Publicidad
Publicidad

Es normal que con nuestro bebé recién nacido nos surjan infinitas dudas y nos preocupe continuamente su salud. Por eso, cuando parecía que todo estaba controlado, la lactancia establecida, el bebé ganaba peso a buen ritmo... y de repente se produce un cambio sin causa aparente, la preocupación surge. Suele suceder a los tres meses del bebé y las madres piensan que no tienen suficiente leche: es la crisis de crecimiento o bache de lactancia.

Pero si te encuentras en esta situación, en la que tu bebé de repente llora frecuentemente, parece que tiene hambre y quiere mamar más de lo normal, no te preocupes, porque te vamos a explicar qué está sucediendo realmente y cómo superar esta pequeña "crisis de los tres meses".

Tras el nacimiento se inicia el proceso de instauración de la lactancia para alcanzar niveles óptimos de producción hasta las seis semanas de vida. Como es lógico, al principio el bebé necesita mamar muy a menudo (8-10 veces en 24 horas para los niños a término y 10-12 veces para los prematuros) para llegar al vaciamiento adecuado de las mamas y consiguientemente la producción del estímulo efectivo.

Pero este ritmo desciende paulatinamente, lo cual no significa que existan episodios de mayor demanda por parte del bebé, los cuales permiten adecuar la producción de leche a las necesidades del niño.

Si se produce una aceleración normal en la velocidad de crecimiento del bebé, existirá una mayor demanda de leche, algo que suele suceder en torno a las tres semanas, al mes y medio y a los tres meses. Algunos de los pequeños tendrán días raros, con cambios que sorprenden y preocupan a las madres.

Los bebés estos días de "crisis" están algo más inquietos, lloran más, duermen peor, maman más a menudo, se agarran al pecho y de repente se estiran, lo sueltan, lloran... La madre interpreta que el bebé tiene más hambre y, al no otra los pechos tan llenos, concluye que no tiene leche suficiente. Como resultado, en ocasiones se recurre a la lactancia artificial, lo cual no es la solución adecuada, ya que quedan muchos meses en los que la lactancia materna es lo recomendado para el bebé.

¿Qué está sucediendo realmente a los tres meses del bebé?

La Asociación Española de Pediatría (AEP) aclara que, en realidad, lo que les está ocurriendo al bebé y a la madre en este momento es lo siguiente:

  • El bebé reclama más a menudo porque está creciendo (por eso se llaman también "baches o crisis de crecimiento") y esto hace que su apetito aumente.

  • La madre no tiene los pechos tan llenos porque a la edad del bebé su producción de leche se ha ajustado a sus necesidades, ya no gotean los pechos, ni se nota tanto la subida de leche.

  • Además, el lactante ya es todo un experto mamando: vacía el pecho con más eficacia y hace más rápida la toma.

Istock 000025545916 Small

¿Qué puedo hacer para superar el bache de lactancia?

Si sigues unos pocos consejos, en pocos días la crisis de crecimiento de los tres meses o bache de lactancia se solucionará en pocos días. Lo que tenemos que hacer es adaptarnos al bebé:

  • Dale más el pecho. Dar el pecho a demanda es eso: nos pide más, le damos más. Si tiene más hambre, hay que ofrecerle más a menudo de mamar y en pocos días la producción de leche se habrá adecuado convenientemente al nuevo ritmo del bebé. No esperes a que llore para ofrecerle el pecho.

  • Si el bebé duerme muchas horas seguidas por la noche, despiértale para que tome pecho (probablemente lo hará prácticamente dormido, pero la succión estimulará el pecho para una mayor producción). Si incrementamos el ritmo de succión también por la noche, ayudaremos a que se produzca más leche, que es lo que necesita el niño en estos momentos.

  • No le des biberón, ya que esto impide el aumento de producción de leche y empeorará la situación. Recuerda que en pocos días tendrás más leche para tu pequeño.

  • No te obsesiones con la báscula ni con las tablas de crecimiento por percentiles y aprende a interpretarlas. Tu hijo no está desnutrido, solo es un bache.

  • Comprueba que el bebé no llora más por otras razones (gases, enfermedad, otras molestias...).

  • Por supuesto, adelantar la alimentación complementaria para que los bebés engorden más es un error, de modo que intenta no adelantarla a los cuatro meses (ni cinco).

Un último consejo era superar la crisis de los tres meses es descansar todo lo posible, ya que el estrés no es amigo de la lactancia. Intenta relajarte y no hacer caso de los comentarios externos que te preocupan (y que los habrá: "Tienes poca leche", "Dale biberón"...). Intenta pasar más tiempo con tu bebé porque este bache de lactancia se supera en pocos días si sigues los consejos anteriores.

Fotos | iStock
Más información | AEPED
En Bebés y más |Por qué se dice que la lactancia materna es a demanda (I), (II), (III),¿Cómo y cuánto crecen los niños? Las cuatro etapas de crecimiento

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos